• Caracas (Venezuela)

Papel literario

Al instante

La paciencia: Las Criaturas que no pueden ser de Mariana Libertad Suárez

Mariana Libertad | Manuel Sardá

Mariana Libertad | Manuel Sardá

“Con este texto de Mariana Libertad asistimos a una mirada privilegiada en torno a un grupo de escritoras que llevaron a cabo una literatura muy singular y de avanzada. Este libro es una celebración de la intelectual venezolana, así como una evidencia más de las fallas del proyecto modernizador”

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La mirada de Mariana Libertad Suárez sobre la escritura particular de cinco autoras del período comprendido entre 1937 y 1944 es minuciosa. En efecto, esta aproximación crítica a los discursos de Irma de Sola, Mercedes López León, Dinorah Ramos, Blanca Rosa López y Ada Pérez Guevara es densa y deconstruye, no sólo a los sujetos en estudio sino a la mirada del otro sobre éstos. Quedan así en evidencia las fisuras del proyecto modernizador que se gestó en Venezuela por esos años, al igual que las perspectivas y posiciones que dentro del imaginario le eran reservadas desde el poder a la figura de la mujer intelectual.

Es amplia la visión de Suárez en torno a este momento crítico que significó la gestación del modelo paradigmático de la escritora venezolana que aparecería luego durante los años setenta. Al mismo tiempo, este estudio describe de manera meticulosa los vínculos entre el poder y la subalternidad, la heterogeneidad y la gestación de lo otro como objeto per se del discurso de estas literatas.

En una aproximación detallada, la investigadora pone en relieve lo subversivo de estas voces para el período en que irrumpieron. En el caso de Irma de Sola, la ejemplificación se da desde la propia estructura de su cuento La enamorada del prisionero, en donde el sujeto iletrado de la protagonista, Marta, asume un carácter individual frente a la masa de los reclusos.

En lo referido a la pieza de Mercedes López León, Ya en el otoño, el énfasis de Suárez es puesto sobre la reseña que hace Vicente Gerbasi de la misma. Resulta reveladora la posición marginal que se le reserva a la mujer intelectual desde el poder, dado que el acento del discurso de Gerbasi está, en primer término, en el concurso en el cual estuvo el libro inscrito y en la Asociación Cultural Interamericana. Finalmente, el texto del escritor culmina  con una referencia tangencial de lo que debió haber sido el objeto en sí de la nota.

El abordaje de Mariana Libertad sobre la figura de Dinorah Ramos es exuberante en el sentido que reflexiona además sobre la propia mitología creada en torno a la identidad de esta autora. Importantes figuras como Yolanda Pantin y Ana Teresa Torres en El hilo de la voz, una antología crítica de las escritoras venezolanas del siglo XX, han señalado que su nombre se trata de un seudónimo que corresponde a Elba Arráiz. La caracterización que hace Suárez de los personajes construidos por esta narradora es singular. Así, en referencia a su texto Un día tras otro, la investigadora sostiene que la protagonista de Ramos “al enunciar un discurso –de alguna manera- subvierte la idea de continuidad y monotonía que se le había atribuido a su vida”.

En relación a Ada Pérez Guevara se observa, así mismo, un poderoso carácter controvertido y preclaro en relación a lo que devino el proceso de modernización. En torno a ella Mariana Libertad pone en relieve el cuestionamiento a tópicos como “la autoridad del sujeto letrado, la importancia de las leyes que regulan la nación, y la validez de los mapas y demás formas que organizan el espacio”. 

Sin embargo, el caso de Blanca Rosa López es singular. El propio hecho de que ésta fuera hija del presidente López Contreras le da una posición peculiar desde donde percibir al mundo, al tiempo que ser observada. Su prosa, tal como plantea Suárez, sostiene que la verdadera fundación de la Patria nueva comienza “después de que el discurso que la funda ha sido desmitificado”. La difuminación paulatina que experimentó la figura de esta narradora y su literatura estuvo quizá asociada a su cercanía a los círculos de poder, tal como apunta la investigadora.

Con este texto de Mariana Libertad asistimos a una mirada privilegiada en torno a un grupo de escritoras que llevaron a cabo una literatura muy singular y de avanzada. Este libro es una celebración de la intelectual venezolana, así como una evidencia más de las fallas del proyecto modernizador.

 

Criaturas que no pueden ser

Mariana Libertad Suárez

2ª ed., Monte Ávila Editores

Latinoamericana, Caracas, 2009.