• Caracas (Venezuela)

Papel literario

Al instante

Las obsesiones de Owen Sheers están atrapadas entre el paisaje y lo familiar

Owen Sheers / Fotografía extraída de Internet

Owen Sheers / Fotografía extraída de Internet

Michelle Roche presenta hoy a Owen Sheers (1974), reconocido poeta y dramaturgo galés, cuya novela “Resistencia” ha alcanzado una notable proyección internacional. Nelson Rivera reseña “Salinger”, el más reciente intento biográfico por desentrañar los enigmas vitales del autor de “El guardián entre el centeno”. Narcisa García, en textos separados, escribe sobre las proyecciones cinematográficas de Salinger y Sheers

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Hay algo en el porte de Owen Sheers cuando declama sus poemas. Los lee con atención pero de una manera casual, sosteniendo el libro en una mano y con la otra metida en sus bolsillos, como si aquellos versos no vinieran de los meandros de su espíritu. Así que el observador ocasional podría quedarse colgado en su estilo Ralph Lauren y perderse el aporte que hace este escritor fundamental para su generación: el rescate de las tradiciones británicas para el mundo contemporáneo y globalizado.

En la obra de este poeta galés, nacido en 1974, coincide el mundo de la infancia con el presente. La claridad de su lírica sugiere situaciones que en otros escritores sólo podrían encontrarse en cuentos, pero que Sheers convierte en vehículos por los cuales deja colar sus obsesiones, en las cuales se sintetizan su convicción en la fuerza definitoria que tienen los antepasados en las personas y en el poder de los paisajes para determinar las vidas de sus habitantes. De esta manera, el rescate que hacen sus textos de ciertos temas embebidos en la cultura británica desde tiempos inmemoriales, como las costumbres celtas o las familias tradicionales.

Uno de los libros que más le costó hacer en su vida es un tributo a esas dos pasiones: Los diarios del polvo, publicado en 2004 y ampliamente celebrado, del cual la Premio Nobel de Literatura, Doris Lessing, llegó a decir que era “verdaderamente maravilloso”. En esta peculiar obra, el poeta narra la vida de un antepasado suyo, su tío Arthur Cripps, un poeta y visionario cuya pasión por África lo llevó a vivir en Zimbawe.

En castellano y en prosa

Favorito de la revista inglesa Granta, este galés es autor de poemarios ampliamente celebrados en el mundo anglosajón como El libro azul y La colina Skirrid (Premio Somerset Maugham), pero su libro más conocido en el mundo es una novela. Y a pesar de que es justamente la poesía el género que le interesa más –“debo decir que si pienso que he escrito un buen poema ése es el momento en el que me siento más satisfecho”–, su obra en castellano más conocida es la novela Resistencia que ha sido traducida a una decena de idiomas y que en 2011 se convirtió en una película para la pantalla grande, cuyo guión él mismo se encargó de co-escribir.

La obra está ambientada en Inglaterra, durante el otoño del año 1944, y supone que el embarco de Normandía fracasó y que Stalingrado también cayó bajo el brazo de hierro del avance nazi. Y mientras el ejército alemán cruza el Canal de la Mancha y ocupa Gran Bretaña, Sarah Lewis, una campesina de una remota aldea galesa al pie de las Montañas Negras, descubre que su esposo desapareció y ahora se ve obligada a enfrentar la ocupación nazi junto al resto de las mujeres del pueblo que también se han quedado solas repentinamente. Allí el autor, nacido en la isla de Fiji, teje una historia de amor y sacrificio en la que demuestra el efecto que tiene la guerra sobre las personas más vulnerables.

El libro de 390 páginas es además un tributo a la geografía en que se crió el también autor de varias obras de teatro. “Las novelas tienen sus orígenes en varios lugares y así me pasó con Resistencia. El primer asunto que me motivó fue el paisaje. Estaba interesado en estos valles de las Montañas Negras, pero al mismo tiempo en que estaba pensando en eso, comencé a aprender sobre una organización secreta llamada las Unidades Auxiliares, una red de voluntarios de la resistencia inglesa entrenados para ser la línea final de asalto durante la Segunda Guerra Mundial. Cuando comencé el proceso de escribir la novela, ya las historias de personas que habían pertenecido a este cuerpo encubierto habían comenzado a filtrarse en periódicos locales. Incluso un campesino que yo conocía comenzó a contarme cómo a la edad de 17 años lo reclutaron en esta organización. Fue así como comencé a entender que esta fue una organización muy controversial porque si los nazis hubieran invadido el Reino Unido esta hubiera sido la única organización de resistencia inglesa planeada y, además, estaba conformada por civiles que tenían la orden de continuar sus acciones sin importar las órdenes del gobierno”, explica Sheers, cuyo más reciente libro es Calon: A Journey to theHeart of Welsh Rugby, una crónica escrita durante el año que duró su residencia en la Unión de Rugby de Gales.

“La gente que está más cerca de la tierra tiene una idea más fundamental de nación”, dice refiriéndose a su interés por los parajes apartados y por las características de sus compatriotas que conoció investigando para el libro. “Fui a ese valle en las Montañas Negras e identifiqué un patrón histórico en ese valle que me pareció interesante, pues allí convivían incluso en esta época personas o grupos a quienes les habían hecho pensar que podían vivir de una manera diferente al resto de nosotros debido al aislamiento de esa zona. Por eso creo que la tipografía de la región tiene influencias en la mente de la gente y pensé que sí podía relacionar todas estas cosas”, explicó el autor antes de confesar que la novela tiene mucho de la época en que la escribió, después de la invasión de Irak y de Afganistán. Como tenía amigos en el ejército británico, entendía bien qué asuntos les preocupaban como, por ejemplo, saber en qué punto se acaban los ejercicios de resistencia y comienzan los de supervivencia.

Poesía de televisión


Publicidad del programa de TV británico A Poet’s Guide to Britain

La primera vez que Owen Sheers visitó Buenos Aires utilizó los poemarios de Jorge Luis Borges como un mapa de la ciudad. El autor galés está convencido de que la poesía puede describir el paisaje externo y el interno de un país y de su gente. No era la primera vez que hacía algo así, lo había practicado ya en algunas ciudades francesas y en otras de Alemania. Y de hecho, esta convicción acerca de las propiedades “geográficas” de los libros de poesía es tan fuerte que sirvió de fundamento para un programa de televisión que lo convirtió en uno de los autores más conocidos de su generación. El proyecto producido por la BBC se llama A Poet’s Guide to Britain y se trata de una serie de programas de media hora de duración en los que analizaba a escritores ingleses a partir de poemas y paisajes significativos en sus vidas o en sus obras. “En cada emisión contábamos la del poeta, cómo escribió el poema y hablábamos del lugar. Luego seguíamos una cadena de asociaciones hasta un escritor contemporáneo que escribiera en la misma área temática o geográfica”, explica.


“No eras aún mi madre”

Ayer encontré una foto

De tus diecisiete años,

Llevando un cabello y sonriendo

No eras aún mi madre.


Aquel sombrero de montar escondía tu cabello

Y tus piernas eran largas y delgadas como las de un chico.

Sostenías el caballo por el cabestro,

Tu mano un puño bajo su mandíbula inmensa


Los árboles frondosos permanecen al fono

En el cielo granulado de una vieja fotografía,

Pero lo que me atrajo fue tu rostro que era el mío.

Y pensé, por un segundo, que éramos la misma persona.

Pero entonces vi la chaqueta de mujer,

Ajustada en la cintura, el pantalón de montar,

Y desde luego la fecha, garabateada en una esquina.


Todo esto me confirmó una vez más

Que eran tus diecisiete años, llevando un caballo

Y sonriendo, no eras aún mi madre,

Aunque yo era ya, sin duda, tu hijo.


De El libro azul; traducción de Carlos Andrés Almeyda Gómez