• Caracas (Venezuela)

Papel literario

Al instante

10 libros para entender la violencia de Colombia

Para los colombianos que nacieron después de los 60, la guerra llegó a convertirse en un elemento de la vida cotidiana. Estos títulos ayudan a entender este fenómeno

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En Colombia el conflicto parece encontrar sus raíces en la fundación misma del país, a partir de la disputa por el poder político entre los dos partidos dominantes durante los siglos XIX y XX: el liberal y el conservador. Luego se deben sumar los conflictos por la distribución y el control de la tierra, además de los que tienen relación con el narcotráfico.

El resultado de la ecuación es un campo de juego complejo, con múltiples actores, en donde se encuentra una población civil acostumbrada a relacionarse con la violencia heredada a partir de la impotencia y la rabia.

35 muertos. Sergio Álvarez. Alfaguara. 2011

Al personaje de esta novela lo atropelló la historia de Colombia y él no se dio cuenta. Seguir sus pasos implica ser testigo de episodios como la formación de los grupos de izquierda en los 70, el narcotráfico de los 80 y el paramilitarismo de las últimas dos décadas. El libro propone abordar la violencia del país de una forma que no se sabe si es inocente o indiferente. Un retrato potente de la narrativa colombiana actual.

Mataron a Gaitán. Herbert Braun. Aguilar. 2008

Muchos investigadores consideran que con el asesinato de Jorge Eliecer Gaitán, en 1948, comenzó un periodo de violencia política irreversible, germen de conflictos posteriores. A través de la biografía de uno de los políticos más importantes para la vida pública del país, este libro explica un momento clave de su historia. También hace una crónica sobre de la famosa revuelta de El Bogotazo, que sirve como análisis para entender por qué esta figura política se convirtió en un ícono popular.

La violencia en Colombia. Orlando Fals Borda, Germán Guzmán y Eduardo Umaña. Taurus. 2005

Fals Borda, quien recién había fundado la Facultad de Sociología en la Universidad Nacional de Bogotá, publicó en 1962 esta investigación que busca encontrar los orígenes de la violencia campesina y los problemas en la distribución de la tierra desde los años 30. Un clásico para la historia académica colombiana.

Violentología. Stephen Ferry. Ícono. 2012

El autor se define como un fotógrafo de no ficción. Este libro en gran formato es un ensayo que resulta de una larga investigación que combina imágenes de archivo y fotografías propias. El resultado es una crónica gráfica de 70 de guerra en Colombia, desde la violencia partidista de los años 50, hasta el desplazamiento interno, la guerra entre carteles de la droga y las más recientes masacres paramilitares.

Violencia pública en Colombia, 1958-2010. Marco Palacios. Fondo de Cultura Económica. 2012

Uno de los investigadores contemporáneos que más ha indagado en la historia social y política de Colombia. Este libro hace un recorrido de casi cincuenta años para analizar con detalle varios aspectos de la guerra actual. Describe el surgimiento de las guerrillas y del narcotráfico y evalúa los procesos de paz que se han llevado a cabo desde finales de los 80, incluyendo la desmovilización de varias estructuras paramilitares durante los últimos 10 años. Un libro importante para evaluar los actuales acercamientos de paz entre el Estado y la guerrilla de las FARC.

El palacio de justicia: una tragedia colombiana. Ana Carrigan. Ícono. 2009

Con buenos recursos narrativos, este libro cuenta el episodio de la toma del Palacio de Justicia por la guerrilla del M-19 en noviembre de 1985. En realidad es algo más que una crónica, pues la periodista Ana Cardigan consiguió revelar el drama de dos protagonistas antagónicos –Andrés Almarales, comandante de la operación guerrillera, y el expresidente Belisario Betancur– para hacer una observación crítica sobre el sinsentido del uso de las armas en Colombia.

Días de memoria. Jorge Cardona. Aguilar. 2009

El editor general del periódico El Espectador publicó este reportaje para contar una de las épocas claves de la violencia en Colombia: la guerra contra los carteles de la droga y el terrorismo con el que éstos intentaron presionar al gobierno y a la sociedad para frenar la extradición. Este libro se enfoca en el periodo de 1986 a 1991 para revelar la forma en que el narcotráfico intentó ejercer el poder en medio de un enfrentamiento directo contra el Estado.

Políticas antidroga en Colombia: éxitos, fracasos y extravíos. Varios autores. Universidad de los Andes. 2012

Este libro compila varios ensayos académicos que analizan aspectos económicos del narcotráfico. Cada uno explora aspectos distintos de este fenómeno, desde su producción y la manera como ésta se relaciona con los actores armados del conflicto actual, hasta las rutas de tráfico y el consumo interno. También evalúa las estrategias que se han llevado en marcha para combatirlo y hace una profunda crítica a las políticas de prohibición y de guerra.

Ahí le dejo esos fierros. Alfredo Molano. Aguilar. 2009

Los libros de este sociólogo le dan voz a los protagonistas de la historia para hacer una reconstrucción oral sus ambiciones y valores. Este libro recoge seis crónicas que revelan la vivencia del conflicto en primera persona. Aunque cada una tiene sus propios matices, la historia de un combatiente de las guerrillas liberales delos 50, la de una paramilitar y una guerrillera desmovilizadas, o la de una enfermera de guerra, develan la deshumanización que genera toda una historia de violencia.

Los ejércitos. Evelio Rosero. Tusquets. 2007

Uno de los peores dramas de la guerra es la desaparición de alguien cercano. Esta novela está ambientada por la incertidumbre, la falsa esperanza y los rumores que circulan en un pequeño pueblo rodeado por distintos actores de un conflicto, que aunque hace parte de la vida cotidiana, parece ajeno a sus habitantes. El drama silencioso y la impotencia del protagonista es un retrato de la violencia desde el punto de vista de las víctimas. El libro ganó en 2006 el premio Tusquets y en 2009 el Independent Foreign Fiction Prize, que premia la mejor obra traducida en Inglaterra.