• Caracas (Venezuela)

Papel literario

Al instante

Para leer a Guillermo Sucre

Guillermo Sucre / Archivo

Guillermo Sucre / Archivo

Vale decir, la poesía, la de gran nivel existencial, auténtico y creador, reinventa y singulariza las visiones generales y las hace intransferiblemente suyas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En la aproximación a la poética de Guillermo Sucre que nos describe Guillermo Yépez Boscán, una adecuada combinación de tesitura ensayística, de severa y precisa indagación, dentro de lo que cabe para la ambigüedad del discurso poético, la explicitación de velación y revelación desde una riesgosa y no por eso menos honda visualización y concientización de los mecanismos y procedimientos textuales alcanza una elevada y acerada temperatura crítica, una sólida, erudita, sensible y compleja elucidación de las visiones, el temple, los aportes y el legado de Guillermo Sucre a nuestra poesía contemporánea. 

Yépes sabe sortear, no sólo los obstáculos, procedentes de la crítica, los peligros de la generalización en el análisis, a partir de lenguajes críticos seleccionados, sino también el reduccionismo mecanicista de convertir la poética de Guillermo Sucre en un derivado epigonal de la cultura posmoderna. Logra así, un ejercicio magistral de explicación, de cómo los cambios que han estado en el aire, con relación a nociones como representatividad, simulacro, reflejo, cuestionado por las Ciencias Sociales, ya habían sido esbozadas por las poéticas modernas y contemporáneas de manera independiente y, retomadas luego, por excelentes poetas, como Sucre entre nosotros. Vale decir, la poesía, la de gran nivel existencial, auténtico y creador, reinventa y singulariza las visiones generales y las hace intransferiblemente suyas, a través de una escritura, un lenguaje y una revelación.
       Así como la poesía requiere lo transferiblemente singular y experiencial de todo cuanto experimenta de la vida y del mundo, de igual manera, pero en tono menor, más modesto, menos intenso lo requieren también, los mecanismos de análisis que han de ser adaptados, transformados, modulados para que resuenen, consuenen, se moldeen, se entonen, de manera que den mejor y adaptada cuenta de la natural polifonía y ambigüedad del texto, y sobre todo de su intrínseca y personalísima resonancia interior, y de su múltiple despliegue ontológico.

El discurrir reflexivo de Yépes Boscán, vigila en todo momento el cuerpo emocional, existencial, espiritual, ético y por supuesto, estético, de la escritura de Sucre. Su esfuerzo por visualizar, escenificar y modular su estética verbal, el punto donde, se articulan el encuentro y la fuga de la intuición poética- dejan tras de  sí, el diseño, la huella incesante de una agónica preocupación por traicionar lo menos posible, y dentro de lo que cabe o puede permitir, un sigiloso, huidizo y ubicuo lenguaje como el de la poesía.

De fina sutileza están hechas las oposiciones que elabora Yépes Boscán, para aproximarnos a una aprehensión más cabal y auténtica de la prosodia poética y de la mitología personal sucreana; son opuestos que pueden ser bilaterales y multilaterales a la vez. Concreto y abstracto, existencia y esencia, cuerpo y alma, eros y logos, inmanencia y trascendencia, vivencia y conciencia, emoción o pasión, instinto o razón, ascética y mística, ética y estética, pero sobre todo, el roce y desplazamiento constante, de unas oposiciones con otras, le otorgan movilidad y estructura a todas juntas, en la encarnadura autónoma del texto.

La actividad crítica de Yépes Boscán evade con oportuno movimiento y selección la sobreposición forzada de las teorías sobre los específicos textos poéticos; la rutinaria y mecanicista labor investigativa, para cuestionar aquellos aspectos, que el propio texto criticado postula como con cierta afinidad. Siempre son los procesos, las operaciones y despliegues del propio texto estudiado, el que lleva al crítico a confrontarlos con las herramientas teóricas al que éste es conducido. En la refriega, entre los poemas de Sucre, y los instrumentos que enfrenta Yépes, en esa tenso y reflexivo, emerge una reelaboración de los postulados conceptuales de la crítica y los de la escritura lírica abordada; va naciendo, es naciente, la posibilidad para el lector y el investigador, el brillo de la epifanía poética y sus posibilidades epistémica y emotivas.
     Para Yépes Boscán, la crítica es la construcción de un lugar desde el que dialogar, con la tensión agónica, o conocer la reflexión, el ethos y la sensibilidad, el sueño, lo lúdico y lo estético, en su vocación, rotación y gestación de formas, creativas y nuevas aprehensiones de la realidad y sus estratos imaginarios. 

La crítica de la poesía, siguiendo los pasos de la indagación lírica y reflexiva, ensayística y estética de Sucre, opera en Yépes Boscán como una resonancia vital, ética, emocional y creadora para probar, vislumbrar las mismas itinerancias epistémicas, filosóficas y metodológicas. Vivir y pensar la poesía, escribir y leer poesía con la intensidad de un proyecto de vida apasionado, reverente y elucidador al unísono, al mismo tiempo de experiencia, vida y academia, impregna su atisbo no sólo del entusiasmo contagioso, de pasión y rigor, sino del esfuerzo de cohesión y aproximación intelectual a aquello que constantemente nos convoca e interpela.

La poesía como experiencia limite, como puente sigiloso, beatitud y desgarro, entre eros y sentir epifánico y teofánico, habita el devenir, la oscilación ontológica, del éxtasis y el descalabro. Yépes Boscán, en vigilia, en denodada lucha, con su elusivo y alusivo objeto de estudio, debe como el pújil, estar en constante disposición y estado de alerta y de invención para aproximarnos a Sucre. 

Si se concibe la crítica como una travesía por el sentido del texto y este último, como la compleja estela de luz y de cenizas, como quiere Yépes Boscán, nos instalamos a la intemperie, en el sitio del no lugar; y para inventar otra situación-metáfora, en el propio viaje como mirador, en la refracción y la ubicuidad, como cámara-  el texto termina así moviéndonos y convirtiéndonos a su vez- en sentidos, alusiones y referentes figurativos de su esencial dinamismo interno. 



Guillermo Sucre: Una aproximación a su obra poética

Guillermo Yépes Boscán
Ediciones El Otro El Mismo
Mérida, 2012