• Caracas (Venezuela)

Papel literario

Al instante

5 bestsellers imprescindibles: Entre sábanas y cuerdas

Un hombre recorre con la punta de sus dedos la piel erizada de una mujer desnuda. Ella está atada con cuerdas de seda, él también, con cuerdas de pasión. Este es el tono típico de la literatura erótica. Líneas escritas con fuego, tinta conjurada para evocar placer. No se resista, y déjenos llevarlo por senderos entregados al gozo

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Con la publicación de Cincuenta sombras de Grey, el mundo entero se redescubrió a sí mismo en su sensualidad. Y vamos a ser honestos, este renacido erotismo es producto en exclusivo del morbo propio al ser humano, porque si algo podemos decir con seguridad, es que la obra de E.L. James no se puede considerar una pieza digna de un Nobel.  Su éxito se debe más bien al tiempo, a la época de liberación sexual en la que fue publicada. Algo que sin dudar también tiene su mérito.

Dicho esto, allí afuera existe todo un universo de obras literarias dedicadas al erotismo que corrieron, quizás, con menor suerte que la reciente Cincuenta sombras de Grey –muchas, producto precisamente del factor época‒ pero que la superan en calidad y sensualidad.

Atenúe las luces, acomódese y prepárese para recorrer con suavidad páginas de pasión y placer en esta excitante lista que le presentamos para su deleite.

El clásico

La Historia de O. El sangreal de la literatura erótica. Esta novela de la francesa Anne Desclos –publicada originalmente bajo el pseudónimo de Pauline Reágue‒ narra con sangre fría y prosa excelsa, la caída de una mujer en lo profundo del mundo BDSM. Un descenso hacia la depravación que le mantendrá atrapado en su sillón, sudando frío.

La apuesta  


El rapto de la Bella durmiente. Por insólito que parezca, esta novela es obra de Anne Rice, si, esa misma Anne Rice que escribió la célebre Entrevista con el vampiro. Bajo el pseudónimo de Anne Rampling, Rice revisita la historia clásica de la Bella durmiente. Una fábula que se transforma, en sus manos, en un erótico recorrido por los placeres de la sumisión.

Para novatos

Lolita. Una de las obras más reconocidas de la literatura universal, este relato del maestro ruso Vladimir Nabokov sirve magistralmente como texto introductorio al universo del erotismo en papel. Poco a poco, usted querido lector, se irá irremediablemente sumergiendo en la poderosa influencia de una pasión obsesiva, entre un hombre entrado en años y una adolescente que pronto aprende el poder que tiene al utilizar su cuerpo.

Con un twist

Claudine en la escuela. Sidonie Gabrielle Colette escribió la que quizás sea la aproximación más eróticamente refrescante dentro del género. Su propuesta es la de narrar, a modo de diario, las depravadas aventuras de una chica de bachillerato, atrapada en una escuela de señoritas donde los “castigos” entre profesoras y alumnas, y la seducción entre “compañeras” de clase son el pan nuestro de cada día. Bizarra y sensual como ella sola.

La denuncia

Por siempre Ámbar. La vida, obra y dramas personales de una pequeña niña adolescente, que termina dirigiendo parcialmente los destinos de la monarquía británica, son el cuerpo pecaminoso de esta oscura obra literaria. Escrita por la estadounidense Kathleen Winsor, el relato épico de Ámbar, desde su tierna infancia hasta su vejez, está plagado de ejemplificaciones –más que evidentes‒ de cómo el sexo puede ser utilizado como una herramienta para alcanzar la gloria, el poder y el dinero, pero nunca el amor.