• Caracas (Venezuela)

Papel literario

Al instante

Montaje: Tomar posición

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

“Tomar posición es desear, es exigir algo, es situarse en el presente y aspirar a un futuro. Pero todo no existe más que sobre el fondo de una temporalidad que nos precede, nos engloba, apela a nuestra memoria hasta en nuestras tentativas de olvido, de ruptura, de novedad absoluta”. La frase de Georges Didi-Hubernam, en su imprescindible estudio sobre Bertolt Brecht, Cuando las imágenes toman posición (Madrid: A. Machado Libros, 2008), pudiera servir para intentar comprender la poética experimental de ¡Oh, lorem ipsum! (Caracas: Casa Nacional de las Letras Andrés Bello, 2013), del poeta Miguel Ángel Hernández.

Desde el título del libro, Hernández obliga al lector a un trabajo de indagación sobre la posible traducción:

 “Lorem Ipsum o […] Lipsum es el nombre que recibe un texto de relleno que se suele utilizar en diseño editorial, diseño gráfico y diseño web para demostraciones de tipografía y borradores de diseño. Es lo que algunos llaman «texto ciego». Su función es suplantar al texto final que ha de figurar luego –y que muchas veces el propio diseñador desconoce– para exhibir solamente una imagen general del espacio que aquél ha de ocupar. Lo que diferencia al Lipsum de otros textos ciegos es que mantiene una distribución de las letras más o menos similar a la de un texto normal. Además, fue deliberadamente concebido como un texto ilegible, para procurar que el observador no se distraiga con el contenido y preste atención sólo a la imagen del diseño. Por lo tanto, […] no existe una traducción del Lorem Ipsum:

Este texto se emplea desde hace 500 años. Parece que su versión estándar comienza del siguiente modo:

«Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua. Ut enim ad minim veniam, quis nostrud exercitation ullamco laboris nisi ut aliquip ex ea commodo consequat. Duis aute irure dolor in reprehenderit in voluptate velit esse cillum dolore eu fugiat nulla pariatur. Excepteur sint occaecat cupidatat non proident, sunt in culpa qui officia deserunt mollit anim id est laborum.»

Alguien me dirá que eso está escrito en latín y que, por ende, algo dice, y que, por ende, es traducible. Le contestaré que cierta razón tiene, ya que el Lipsum está compuesto sobre la base de un texto latino, a saber: las secciones 32 y 33 del libro I de la obra de Cicerón titulada De finibus bonorum et malorum (Sobre los límites del bien y del mal). Sin embargo, ese texto latino está alterado mediante la omisión, el agregado y la alteración del orden de letras y palabras, de manera tal que pierde todo el sentido.

 Así, el fragmento de Lipsum que se lee arriba tiene como fuente al texto original que sigue, y toma de él las partes que resalto con negrita:

«Neque porro quisquam est, qui dolorem ipsum quia dolor sit amet, consectetur, adipisci velit, sed quia non numquam eius modtemporincidunt ut labore et dolore magnaaliquam quaerat voluptatem. Ut enim ad minimveniam, quis nostruexercitationem ullam corporis suscipit laboriosam, nisi ut aliquiex ea commodconsequatur? Quis autem vel eum iure reprehenderit qui in ea voluptate velit esse quam nihil molestiae consequatur, vel illum qui doloreeufugiat quo voluptas nulla pariatur? At vero eos et accusamus et iusto odio dignissimos ducimus qui blanditiis praesentium voluptatum deleniti atque corrupti quos dolores et quas molestias exceptursint occaecatcupiditatnon provident, similique sunt in culpaqui officia deserunt mollitia animi, id est laborum et dolorum fuga.»

La traducción del pasaje sería más o menos esta:

«Ni tampoco hay nadie que ame, persiga y quiera alcanzar el dolor mismo porque sea dolor, sino porque a veces se dan las circunstancias de tal manera, que con esfuerzo y dolor puede obtener algún gran placer. En efecto, para ir a cosas insignificantes, ¿quién de nosotros asume algún ejercicio físico trabajoso si no es para conseguir alguna ventaja de él? Por otra parte, ¿quién censuraría con razón a aquel que quiere estar en un placer al que no siga ninguna molestia, o a aquel que huye del dolor con el que no se produce ningún placer? Pero sin duda acusamos y juzgamos como los más dignos de un justo aborrecimiento a aquellos que, ablandados y corrompidos por el encanto de los placeres presentes, cegados por el deseo, no prevén los dolores y las molestias que han de sucederles, y están en falta semejante quienes abandonan sus deberes por debilidad de espíritu, es decir, por huir de esfuerzos y dolores»”. (http://novoyaseryo.blogspot.com/2009/03/traduccion-de-lorem-ipsum.html).

El texto “Ciudad lorem ipsum (¡Oh, Maracaibo!), que no sólo indicaría la procedencia del título sino la posición desde la que Hernández realiza su práctica de escritura y pensamiento:

“Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Sed sodales mauris non eros bibendum consectetur. Duis fringilla sapien vitae metus feugiat tincidunt lacinia arcu pharetra. Mauris fringilla, nibh et [¡Oh, Maracaibo!] pharetra dictum, est impsum dapibus massa, in hendrerit urna justa non massa. Duis sit amet venenatis quam. Maecenas ultricies elit arcu vitae tempor dui. Nam tincidunt convallis orci, consequat malesuada urna venenatis non. Suspendisse potenti. Praesent malesuada vehicular nisi nec fermentum. Nullam at dignissim tellus”

(Lorem ipsum dolor sit amet bastante fácil. Pero los miembros de su no tuvieron más remedio que beber en el principal. Es un grupo que está planeando desarrolladores de sistemas aljaba arco falda. Es más grande, el apellido en el mundo, y [¡Oh, y Maracaibo!] Se observó el temblor, es la masa de la proteína disparó una, en un futuro próximo sólo para empujar no es todo. Es mucho más que jugar. Lástima que sólo una larga lista de viviendas de bajo costo. Para los desarrolladores, productos de peluquería profesional típicamente clínicos se pueden esterilizar.  Smartphones. A gran escala de vehículos pero no iraquíes. Las habilidades espectáculo de fútbol. [Google Traductor]).

Quizás la ruptura, la novedad, de ¡Oh, lorem ipsum! materializada en la preferencia de Hernández por una situación de exilio de la lengua común y sus cristalizaciones poéticas, sea una estrategia de desterritorialización que desborda la dimensión de la lengua, para adentrarse entre los intersticios de lo que según Didi-Huberman, posibilita la “posición del exilio, en algún sitio entre lo que Adorno llamaba «la vida mutilada» (allí donde nos falta cruelmente el contacto) y la posibilidad misma de una vida del pensamiento (allí donde, en la mirada misma, la distancia nos requiere)”. Este doble exilio (de la lengua y del territorio, del tiempo y del espacio), encontrará en la poética experimental de Hernández una toma de posición desterritorializada de la tradición poética centrada en el lago y la ciudad de Maracaibo y sus imaginarios culturales. Lejos de cualquier nostalgia, Hernández multiplica las elecciones formales y los puntos de vista, los formatos y los horizontes poéticos, para sin negar algunas filiaciones, unas explícitas, otras implícitas(Ismael Urdaneta, Blas Perozo Naveda, Norberto José Olivar, Miguel Ángel Campos, José Manuel Briceño Guerrero; y la gaita zuliana), experimentar con formas renovadas (y nuevas) de las vanguardias: “sátiras”, “estudios”, “apuntes”, “reportajes”, “aforismos”, “sentencias”, “etimologías”, “inventarios”, “agendas”, “agregados”, “alteraciones”, “omisiones”; hasta formas contemporáneas de la experimentación poética como la corriente norteamericana denominada flarf (fart [pedo] y bluff [engaño]), que mediante el uso  de Google construye collages (googlemas), a partir de una apropiación (inapropiada)  de mecanismos digitales (internet), para producir efectos de sentidos humorísticos, cómico, bufonescos.

Miguel Ángel Hernández en ¡Oh, lorem ipsum! negaría el carácter de “para la eternidad” de la tradición poética en torno al lago y la ciudad de Maracaibo, para situarse, tomar posición, en una relación distanciada (más directa) con la actualidad política e histórica, social y económica y cultural de su ciudad natal. Quedaría para el futuro pensar en que la operación poética experimental de su libro inicial pueda complejizar, profundizar y trascender el correlato político e ideológico que mediatiza relativamente (poética y políticamente) su potencia artística y crítica. No huir de los placeres y molestias y los esfuerzos y dolores futuros.