• Caracas (Venezuela)

Papel literario

Al instante

Didascalia: 10 cosas que todavía no entiendo de El Malquerido

Jesús “Chino” Miranda interpreta a Felipe Pirela / Foto cortesía

Jesús “Chino” Miranda interpreta a Felipe Pirela / Foto cortesía

La película fue dirigida por Diego Rísquez y contaba con un elenco de nombres reconocidos como Sócrates Serrano, Samanta Castillo y Mariaca Semprún, entre otros

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El cartel de estrellas invitadas era a prueba de todo fracaso: en él figuran nombres como el de Sócrates Serrano, Samanta Castillo, Mariaca Semprún. La curiosidad de ver al Chino, de Chino y Nacho, encarnando a Felipe Pirela fue bárbara… tan bárbara como la decepción generalizada y la reacción de la crítica ante El Malquerido de Diego Rísquez.

A continuación, 10 cosas que no entendí –y sigo sin entender– del film:

1) El casting. El Malquerido es, evidentemente, una película cuyo único objetivo es vender. Comenzando por la elección de Jesús “Chino” Miranda para el papel de Felipe Pirela, en vez de darle la oportunidad a un actor formado y conocedor de técnicas vocales.

2) La falta de documentación histórica. Llama la atención la reacción de varios historiadores de Felipe Pirela con respecto a la adaptación de su biografía en la pantalla grande. Y la gran conclusión de los expertos es que se trata de una libre interpretación, poco verídica, de la vida del Bolerista de América. Expertos como Luis Ugueto alegan que en la película no se tocan temas álgidos como la tendencia homosexual de Felipe Pirela y su incipiente adicción a las drogas en los inicios de su carrera.

3) La evidente ausencia de un coach actoral. Dice un resabio popular que “la mejor dirección es la que pasa inadvertida”. En el caso de El Malquerido pasó exactamente lo contrario. Chino hizo exactamente lo que se le pidió: cantar sin desentonar –lo cual hace de maravilla– pero más allá de eso no existe una debida construcción del personaje. Peor aún: la actuación de los actores experimentados dejó mucho que desear, por no decir que fue sumamente mediocre.

4) El cameo de Roland Carreño;

5) El cameo de Luis Chataing;

6) El cameo de Soto Rojas (¿eran los tres REALMENTE necesarios?).

7) La pobre, pobrísima edición. Comprendo el hecho de que conseguir un avión de época signifique un problema, pero mal construir uno en croma key y que la audiencia lo note es imperdonable.

8) La escena del banquete en medio del mar. La mesa mal insertada en croma key y el mar casi holográfico. Las actuaciones. El acento mexicano mal interpretado. Es una escena que no agrega nada a la trama.

9) El guión. Además del poco respaldo bibliográfico, el guión no ofrece una transformación significativa del personaje de Felipe Pirela. Los nudos no están bien definidos y la historia tiende a volverse monótona y melodramática a medida que se desarrolla. Además, beatifica al protagonista y lo describe como una víctima de las circunstancias.

10) La fecha de estreno en la misma semana de Star Wars VII: El despertar de la Fuerza no fue una buena idea de marketing.