• Caracas (Venezuela)

Papel literario

Al instante

Nunca entres a una casa hecha de dulces

Ilustración de Arthur Rackham

Ilustración de Arthur Rackham

Una casa hecha de dulces, galletas y pasteles es una añoranza infantil que vale oro. Esta imagen es el símbolo de “Hänsel y Gretel”, en ella el infante a través de su mirada consigue un acogedor hogar pero es un oasis en el desierto

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

“Hänsel y Gretel” es un gran cuento. Entre las modificaciones que ha tenido –aunque estructuralmente no han sido demasiadas– fue la de cambiar al personaje “madre” por el de “madrastra”. Sin embargo para los fines de la historia (y en el inconsciente colectivo) simbolizan lo mismo: el cuidado, y la protección de hogar.

Recordemos el relato: un grupo familiar compuesto por hermano, hermana, padre y madre. Son muy pobres, por lo cual el padre y la madrastra traman abandonar a los niños en el bosque. Después de dos intentos lo logran. Luego de tres días de abandono estos desafortunados niños –pero no demasiado inocentes– son guiados por un ave blanca para una casa hecha de pasteles, caramelos y galletas. La dueña, una anciana harapienta pero muy amable los invita a quedarse, pero resulta ser una horrenda bruja cegata que quiere alimentarlos muy bien, engordarlos, para luego comerlos. La anciana encierra a Hänsel en una jaula en el establo y obliga a Gretel a que cocine para él. Pasa el tiempo y Hänsel no engorda. Cada vez que la bruja quería saber de su aumento de peso, le pedía al chico sacara su dedo para ella tantearlo, a lo que él le sacaba un hueso de pollo y así confundía a la pobre ciega. Gretel, por su parte, le insiste a la bruja que le “enseñe” a usar el horno, y en medio de un despiste de la infernal señora, la niña consigue echarla al fuego y quemarla.

Lo más espeluznante de este cuento es todo lo que rodea al infanticidio –algo muy común en el medioevo europeo debido a la pobreza–. El intento de asesinato a niños se ve de dos formas: la antropofagia de la bruja y la muerte por inanición provocada por los padres. Historia inconcebible y cruel. No obstante hay que tomar en cuenta que este es uno de los relatos más famosos y queridos de los Grimm. Es muy logrado y a los más pequeños les encanta, tal vez se deba a que se sienten identificados con la valentía de Hänsel, o que se sientan motivados ante el profundo amor fraternal que hay entre Hänsel y Gretel.