• Caracas (Venezuela)

Papel literario

Al instante

La enseñanza de los medios de comunicación

Gustavo Hernández Díaz / Foto Archivo El Nacional

Gustavo Hernández Díaz / Foto Archivo El Nacional

"Masterman identifica cuatro enfoques para la enseñanza de los medios audiovisuales: Moral, Cultural, Semiótico y Autonomía Crítica"

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La dura prueba de cualquier programa de educación audiovisual es comprobar que los alumnos son críticos en la utilización y comprensión de medios cuando el profesor no está delante. (Len Masterman)

Len Masterman ha sido profesor de Educación Audiovisual en la Universidad de Nottingham. Sus teorías pedagógicas han enriquecido las prácticas de la educación mediática desarrolladas en el Reino Unido, Canadá, Australia y en países de América Latina. Entre sus libros destacan: La enseñanza de los medios de comunicación (La Torre, 1993) y Teaching about Television (Macmillan, 1980).

Masterman identifica cuatro enfoques para la enseñanza de los medios audiovisuales: Moral, Cultural, Semiótico y Autonomía Crítica. El enfoque Moral surge en la década de los treinta y se opone a la cultura de masas. La industria del entretenimiento masivo degrada la cultura superior o las obras reconocidas universalmente por su calidad intelectual, científica y artística. “La enseñanza de los medios era una enseñanza contra los medios, y se contrastaba el carácter manipulador de los medios con los valores eternos de la auténtica cultura.”  El propósito de este enfoque es proteger a las personas de los efectos fuertes de los medios, de los mensajes cargados de antivalores. Se impone una visión muy negativa de la audiencia. Es un receptor pasivo y altamente manipulable. Se critica a los medios masivos sin proponer soluciones educativas.

El enfoque Cultural surge a principios de los sesenta en la educación mediática. Valora las películas y los programas de televisión de alto nivel educativo, científico y cultural.  “Películas de directores tales como Bergman, Renoir, Fellini y en particular la Nueva Ola francesa tenían en realidad tanta energía intelectual y seriedad moral como lo que se estaba produciendo en la literatura europea o americana”. Se reivindica el estudio de lo popular en la cultura masiva. Se aprende a diferenciar entre una película de autor y otra comercial, entre un programa de televisión estereotipado y otro con valores humanos. El culturalismo no niega la influencia de los medios en la cotidianidad. Sin embargo, los efectos de los mensajes se comprenden desde las mediaciones sociales. No están determinados dentro del esquema simplista estímulo-respuesta.  

La Semiótica se comienza aplicar en la enseñanza audiovisual en los ochenta. “Los medios son sistemas simbólicos, que necesitan ser leídos de manera activa y que no son un reflejo incuestionable de la realidad externa ni se explican por sí mismos”.  Umberto Eco, Roland Barthes, Charles Peirce y Charles Morris son algunos de los autores representativos de este enfoque. La semiótica pone al descubierto las intenciones persuasivas de los mensajes. Para ello, se utilizan conceptos clave, tales como: ideología, género, realismo, mito, mediación, representación, código, decodificación, anclaje, estructura narrativa, denotación, connotación.

Len Masterman define la Autonomía crítica de esta manera: “Uno de los objetivos primeros de la educación audiovisual no debe ser obtener de los alumnos la capacidad de reproducir fielmente las ideas, los puntos de vista críticos o la información que le proporcione el profesor. La labor, realmente importante y difícil consiste en desarrollar en los alumnos la confianza en sí mismos y la madurez crítica para que sean capaces de aplicar juicios críticos a los documentos de los textos que encuentren en el futuro.” Esta pedagogía cobra auge en la década de los noventa en el ámbito internacional. Abreva de las contribuciones de la semiótica, de la educación crítica de Freire y de la psicología constructivista.

La educación mediática supone confrontar la representación audiovisual con la realidad. “El poder ideológico de los medios es, en cierto modo, proporcional a la aparente naturalidad de sus representaciones, puesto que la potencia ideológica de un producto de los medios radica principalmente en la capacidad que tengan los que lo controlan y lo elaboran, para hacer pasar por real, verdadero, universal y necesario lo que son construcciones inevitablemente selectivas y cargadas de valores, en las que se inscriben intereses particulares, ideologías y modos de entender discursos”.

Un ciudadano pensante, selectivo y responsable disfruta la cultura mediática pero no se deja cautivar por prejuicios y estereotipos. Construye sus opiniones desde diversos puntos de vista y tendencias plurales. Es competente para discernir sobre estos cuatro aspectos: “1. Las fuentes, los orígenes y los factores determinantes de las construcciones de los medios. 2. Las técnicas y los códigos empleados por los medios de manera predominante para convencernos de la verdad de sus representaciones. 3. La naturaleza de la realidad construida por los medios, los valores implícitos en las representaciones de los medios. 4. Las maneras en que las audiencias leen y reciben las construcciones de los medios”.

La audiencia resignifica los mensajes según su experiencia cultural. Un reality show se puede aprovechar para debatir problemas de la vida cotidiana. He aquí uno de los alcances de la enseñanza de los medios: Comprender la cultura audiovisual cuando el docente no está presente. Para el educador, el mundo interior de los educandos es una fuente inagotable de pensamientos emergentes, allí reside la creatividad y la libertad de pensamiento. El docente es un mediador: sugiere y orienta, motiva la autonomía crítica, por lo tanto, no dictamina conductas ni formas de pensar.

Pensar con Len Masterman

Aprendizaje significativo para la vida:

“Si pretendemos que la educación que impartimos sea mínimamente útil, tendremos que basarla en el mundo real que vivimos y en el que van a vivir nuestros alumnos”.

Información y conocimiento:

“Cuando se habla de incorporar las nuevas tecnologías de la información en la escuela se está repitiendo la antigua distinción entre conocimiento e información. Las nuevas tecnologías  facilitan  información, pero, para crear conocimiento, es necesario un tratamiento crítico.”

La importancia del texto y el contexto:

“Cuanto más se conozca sobre un texto, mejor puede  interpretarse, es importante conocer quién lo produce, para quiénes, con qué objetivos y en qué contexto”.

Dialogar y cuestionar:

“Cualquier pedagogía que haga al alumno depender del profesor será contraproducente. Tenemos que desarrollar métodos en los que la confianza del alumno crezca mediante el diálogo en grupo, y en la que éste pueda elaborar sus propios juicios, desarrollar lo antes posible la capacidad de analizarlos, y así responsabilizarse de su propio aprendizaje y pensamiento. El pensamiento crítico no nace del aire. La labor del profesor consiste en que todos cuestionen lo que creen saber y en desarrollar en ellos la capacidad de cuestionar los supuestos subyacentes”.