• Caracas (Venezuela)

Papel literario

Al instante

Venezuela / Ukraine: una exposición de arte que conecta realidades

Mapa 1, Carola Bravo / Foto: Cortesía de la artista

Mapa 1, Carola Bravo / Foto: Cortesía de la artista

“Venezuela/Ukraine. Unexpected conversation” es una exposición de la Black Square Gallery en Miami que ha reunido el trabajo de cuatro artistas contemporáneos venezolanos y dos propuestas multimedia ucranianas para establecer un diálogo (a través del contraste y el discurso inesperado) acerca de las crisis políticas y sociales que estos países están viviendo

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Es un diálogo a destacar: este mes, en Miami, Black Square Gallery, está presentando Venezuela/Ukraine. Unexpected conversation. Una muestra que entabla diálogos paralelos y contrapuestos entre las obras de cuatro artistas visuales venezolanos y dos propuestas multimedia ucranianas.

A partir de la crisis social que se acentuó en Venezuela durante este 2014, puede que para muchos el escenario visto y vivido no guardase demasiada diferencia de lo que se transmitía en los medios de comunicación acerca del conflicto que se estaba dando paralelamente en Ucrania. Esa asociación –con los niveles de diferencia respectivos– pudo tener cabida para algunos: a simple vista la coincidencia residiría en una identificación de realidades palpables (la violencia en las calles producto de protestas de grupos descontentos), aunque los orígenes de cada conflicto hayan sido disímiles.

Lo (probablemente) inesperado era que rápidamente se estableciera un diálogo por medio de las artes visuales que trataran –por separado y en contraposición– ambos conflictos. En la muestra cuatro venezolanos: Amalia Caputo, Carola Bravo, Pepe López y Tony Vázquez desmontaban nuestro país desde varios tópicos estableciendo, a través de las propuestas visuales, críticas culturales. Aquí varios ejemplos: Caputo en Constellation, a place of no return (2014), en una instalación que reúne fotografía, sonido y video, intenta revivir a una Venezuela a la que desea recuperar, se activa la nostalgia, el temor y la impotencia ante la pérdida de un país que ya no es. Bravo en Golden Scars (2014), repara al mapa de Venezuela, que se concibe herido y lesionado, con rellenos de oro. Su interés es abarcar el símbolo patrio como una forma desde donde reconfigurar y rescatar la ecuanimidad en medio de condiciones de cambio. Pepe López en Historia contemporánea de Venezuela (2014) coloca varias botellas de whisky en un carrito tipo bar para contar su propia versión de la historia venezolana y sus períodos políticos a través de las marcas de licor escocés. Tony Vázquez en La Alquitrana (2014), elabora una escultura que reproduce la forma de una tradicional cafetera hecha en material bituminoso para indagar sobre la idea de cómo en Venezuela hemos sobreestimado al petróleo como única fuente de riquezas sin tomar en cuenta que, por ejemplo, nuestro país puede destacar como un principal productor de café. Son diálogos interesantes de artistas jóvenes venezolanos que comentan, desde sus propias miradas, a la Venezuela en crisis tomando en cuenta el pasado que nos ha conformado como sociedad y el presente que nos tiene atrapados en una crisis política y social.


Vista en sala de instalaciones de Amalia Caputo y al fondo, Tony Vázquez / Foto: Cortesía Oriol Tarridas Photography.

Por su parte Ucrania es representada por dos grupos multimedia. Strike Plakat es un proyecto que reside en Facebook en donde artistas y diseñadores gráficos suben sus posters y quien desee tiene la posibilidad de descargarlos, imprimirlos y llevarlos como material visual a cada protesta. Y, por otro lado, Babylon 13 es un documental creado por varios directores en Kiev que narra el proceso en que los ciudadanos comenzaron una protesta pacífica denunciando la corrupción del gobierno de su país.

Gráfica de Strake Plakat / Foto: Cortesía Anna Milashevych, curadora de la Black Square Gallery.