• Caracas (Venezuela)

Papel literario

Al instante

Sr. Presidente: Honre el 6D

Gustavo Hernández Díaz / Foto Archivo El Nacional

Gustavo Hernández Díaz / Foto Archivo El Nacional

“Una solicitud urgente que se apoya en los principios de la Constitución Nacional y en el Reglamento General de la Ley Orgánica de Procesos Electorales del 18 de enero de 2013”

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Señor Presidente de Venezuela, Nicolás Maduro Moros, esta suerte de misiva en una columna dominical destinada al campo de la comunicación es muy oportuna para expresarle desde mi convicción democrática una solicitud urgente que se apoya en los principios de la Constitución Nacional y en el Reglamento General de la Ley Orgánica de Procesos Electorales del 18 de enero de 2013: “Honre los resultados de las parlamentarias del próximo 6 de diciembre”.

Solicitud que le reitero de manera respetuosa en su calidad de primer mandatario, investidura que abarca una serie de cualidades como ser demócrata y actuar en esta orientación. Le corresponde entonces la sindéresis presidencial para aceptar los resultados de los comicios parlamentarios.

Su gobierno debe honrar los resultados del 6 de diciembre pese a que en una de sus alocuciones quedé perplejo cuando señaló a la nación: “Tenemos que prepararnos para ganar las elecciones como sea”. Frase que se podría prestar a interpretaciones ofuscadas y hasta violentas, que atenta contra los principios de la Constitución Nacional y las normas establecidas por el CNE.

En Democracia las elecciones se ganan con el voto universal, libre, directo y secreto. Ejercer el derecho de votar es uno de los episodios colectivos más elocuentes que puede experimentar un ser humano ya que tiene la libertad de elegir una u otra candidatura, esto es, de elegir el sendero político que más le conviene al país. Por lo tanto “ganar como sea” estos comicios es una expresión que atiza resentimientos, incertidumbres y provoca una secuencia interminable de rumores que en nada beneficia el desarrollo natural de esta jornada electoral.

No es el momento de retóricas mesiánicas y ni de epifanías políticas ante una sociedad polarizada como la nuestra. Siendo así, le invito a que considere este petitorio democrático para que las elecciones parlamentarias 2015 sean pulcras, seguras y civilistas:

1.- Que cese las amenazas contra los que piensan distintos al gobierno. Urge rectificar esta sentencia dicha por usted que exacerba los ánimos en este ambiente electoral: “Si la derecha tomara la AN, sucederían cosas muy graves, en este país se desataría un proceso de confrontación de calle.” 2. Es conveniente la observación internacional calificada de la OEA, ONU, Unión Europea para evitar tergiversaciones en el conteo de los votos. 3. Prohibir cadenas y propagandas que operan a favor de la campaña del oficialismo, en franca desventaja con el sector de la oposición representado por la MUD. 4. Ordenarle a la Fuerza Armada Nacional que el día de las elecciones deben cumplir con su función de ser garante de estos comicios. El Plan República no puede hacer proselitismo político. 5. Que se respete el horario de la votación entre 7:00 am y 4:00 pm con el fin de que no se produzcan ilícitos electorales. 6. Prohibir y castigar con todo el peso de la ley a aquellos facinerosos que quieran alterar el orden público en pleno proceso electoral, en concreto: grupos armados con megáfonos en motocicletas amenazando o vociferando consignas, reclutamiento obligatorio de civiles indecisos o que no quieren votar, cambiar el protocolo de votación de manera súbita y sobre todo neutralizar por la vía del diálogo cualquier tipo de confrontación entre los votantes. 7. Que el CNE emita los escrutinios sin pérdida de tiempo y sin parcialidad política. 8. Que los medios de comunicación social y las organizaciones no gubernamentales puedan hacer un seguimiento antes, durante y después de esta jornada electoral.   

Invoco, además, un repertorio de exigencias que derivan del artículo 104 de la Ley Orgánica de Procesos Electorales para que sea acatado por el gobierno y la oposición:

“No se permitirá la propaganda electoral que: 1.- Se produzca fuera del lapso de la campaña electoral establecido por el Consejo Nacional Electoral. 2.- Atente contra el honor, vida privada, intimidad, propia imagen, confidencialidad y reputación de las personas. 3. Promueva la guerra, discriminación o intolerancia. 4. Promueva la desobediencia a las leyes. 5. Desestimule el ejercicio del derecho al voto. 6. Contenga expresiones obscenas y denigrantes contra los órganos y entes del Poder Público, instituciones y funcionarias o funcionarios públicos. 7. Que utilicen la imagen, sonido o la presencia de niñas, niños o adolescentes. 8. Utilice los símbolos nacionales o regionales de la patria o de los próceres de la República Bolivariana de Venezuela, o los colores de la Bandera Nacional o Regional. 9. Atente contra la salud mental de las ciudadanas y ciudadanos. 10. Promueva estereotipos de discriminación de género de cualquier otro tipo.”

Cuando pienso en Democracia me refiero a una actividad humana muy concreta y muy pedagógica por demás. La Democracia nos enseña a respetar a la gente y esto significa que debemos aprender a convivir con quienes disientan de nosotros, con quienes se oponen a nuestros puntos de vista. Significa alcanzar mínimos acuerdos nacionales para que sean leídos y entendidos por todos los que creemos en la civilidad democrática, con miras a establecer un norte administrativo, gerencial, corporativo, avalado por la mayoría de la sociedad para así enfrentar problemas apremiantes y ofrecer soluciones efectivas ante una realidad nacional hoy más que nunca mediada por la globalización. 

Señor Presidente Maduro: ¿Podemos tener elecciones parlamentarias sin vicios de forma y fondo? ¿Podemos contar con un 6 de diciembre sin ilícitos electorales? Gracias por su atención.