• Caracas (Venezuela)

Papel literario

Al instante

Relatos de Álvaro Benavides La Grecca

Álvaro Benavides La Grecca / Foto cortesía: CIC

Álvaro Benavides La Grecca / Foto cortesía: CIC

Mañana, 1 de noviembre, será presentado “Sus últimas palabras”, colección de relatos de Álvaro Benavides La Grecca,  periodista, ensayista y colaborador del Papel Literario. El libro ha sido publicado por Fundavag Ediciones

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Abandono
Vestía de un azul imprudente y caminó hacia el poniente. La devoró el contraluz. Así se fue de mi vida.

Laurel
Comenzó a sentir la elevación por la que oró siempre. Estaba frente al pelotón. Desde muy alto vio su cuerpo desplomarse.

Lujuria
Vivía sola cuatro casas más arriba. A media mañana, casi siempre en sábado, la visitaba el mismo sujeto misterioso escoltado por varios hombretones. Entraba solo. La espiábamos. Su contoneo y sus descotes despertaban cada vez más nuestra lujuria adolescente. Un domingo la sacaron en una camilla. Le vimos al fin el pecho desnudo, marcado por un balazo.

Delirio
Tuve la sensación de que al texto le fastidiaba que lo leyeran tanto.

Glosofobia
Leyó sus declaraciones públicas y sus voluminosas biografías. Escribió y reescribió. Se sentía confiado. Tres días antes lo invadió una angustia que no lo dejó dormir. Se le enrojeció el cuello. Se pobló de canas. Se le engarrotó la mano derecha. Se le brotaron los ojos. Su hijo leyó el discurso.

Suplicio
Después de la operación murmuró con una voz gutural casi inaudible: ¿Cómo podía saber que había una hojilla en el lápiz labial?

Perfidia
Se va a dar cuenta. Vamos a esperar que esté borracho.

Belleza
Rechoncha, paciente. Pesado andar, sensible. Vestir desordenado, amable. Cabello opaco, expresión precisa. Brazos muy cortos, suaves modales. Uñas descuidadas, mirada compasiva. La más bella de las maestras.

Desquite
Me odiabas cuando me ponía este corpiño y estas sandalias. Cuando me pintaba el pelo de este color. Cuando usaba este perfume y esta pintura de labios. Pareces una puta, me decías. Susurraba inclinada sobre la urna yse tragaba la risa.

Advertencia
Es más seguro que lo agarres así, fueron sus últimas palabras.


(foto) Álvaro BenavidesLa Grecca / Foto cortesía: CIC

(título)

Relatosde Álvaro Benavides La Grecca

(Firma)

ÁlvaroBenavides La Grecca

(Sumario)

Mañana, 1 de noviembre, será presentado “Sus últimas palabras”,colección de relatos de Álvaro Benavides La Grecca,  periodista, ensayista y colaborador del PapelLiterario. El libro ha sido publicado por Fundavag Ediciones

 

(texto)

Abandono

Vestíade un azul imprudente y caminó hacia el poniente. La devoró el contraluz. Asíse fue de mi vida.

 

Laurel

Comenzóa sentir la elevación por la que oró siempre. Estaba frente al pelotón. Desdemuy alto vio su cuerpo desplomarse.

 

Lujuria

Vivíasola cuatro casas más arriba. A media mañana, casi siempre en sábado, lavisitaba el mismo sujeto misterioso escoltado por varios hombretones. Entrabasolo. La espiábamos. Su contoneo y sus descotes despertaban cada vez másnuestra lujuria adolescente. Un domingo la sacaron en una camilla. Le vimos alfin el pecho desnudo, marcado por un balazo.

 

Delirio

Tuvela sensación de que al texto le fastidiaba que lo leyeran tanto.

 

Glosofobia

Leyósus declaraciones públicas y sus voluminosas biografías. Escribió y reescribió.Se sentía confiado. Tres días antes lo invadió una angustia que no lo dejódormir. Se le enrojeció el cuello. Se pobló de canas. Se le engarrotó la manoderecha. Se le brotaron los ojos. Su hijo leyó el discurso.

 

Suplicio

Despuésde la operación murmuró con una voz gutural casi inaudible: ¿Cómo podía saber que había una hojilla en el lápiz labial?

 

Perfidia

Se va a dar cuenta. Vamos aesperar que esté borracho.

 

Belleza

Rechoncha,paciente. Pesado andar, sensible. Vestir desordenado, amable. Cabello opaco,expresión precisa. Brazos muy cortos, suaves modales. Uñas descuidadas, miradacompasiva. La más bella de las maestras.

 

Desquite

Me odiabas cuando me ponía estecorpiño y estas sandalias. Cuando me pintaba el pelo de este color. Cuandousaba este perfume y esta pintura de labios. Pareces una puta, me decías. Susurraba inclinadasobre la urna yse tragaba la risa.

 

Advertencia

Es más seguro que lo agarres así, fueron sus últimaspalabras.