• Caracas (Venezuela)

Papel literario

Al instante

Poemas de Julio Miranda (1945-1998)

Una somera revisión a la obra que Julio Miranda (La Habana) desarrolló en Venezuela, es asombrosa: decenas de estudios que abarcan temas como la narrativa, la poesía y el cine de Venezuela; numerosas antologías de narrativa y poesía; cinco títulos como narrador; además de catorce títulos de su entrañable obra como poeta. Este año el poeta cumpliría 70 años de edad. Hoy el Papel Literario le recuerda con una mínima selección de sus propios poemas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Es así

Pelo

color ala de cuervo 

es una metáfora

del siglo IX

pero tu pelo

es color ala de cuervo

Ahora

Ahora que bebes ron y escribes este poema

un micrófono oculto puede estar captando

el tecleo de la máquina, el crepitar del cigarrillo, los

crujidos cada vez que te mueves.

En la camioneta donde graban ruidos tan banales

maldiciendo una misión aparentemente estúpida

los técnicos toman café, fuman, ríen ante algún chiste

grosero que quizás tenga que ver con tu esposa.

No te asomes. Se irán dentro de poco, convencidos de que

esta noche nada pasará.

Sigue escribiendo, pues, tu poema

o, mejor, termínalo.

Pero no lo leas en voz alta

por si acaso.

Foto

Sentado en una piedra, bajo el cielo de piedra, sonríe a la muchacha que le toma la foto. Cuando la envíe a los amigos, escribirá en el dorso: "Aquí me ven, sentado en una piedra, bajo el cielo de piedra, sonriendo". No esperen que hable mal de la montaña. Es sólo que, quizás, nunca había sentido tan cercano el cielo de piedra.

Que la vida

Miraba caminar a su hija por encima del muro. Muy seria, con los ojos

Entrecerrados, se equilibraba abriendo los brazos. El permanecía atento. La veía tan pequeña, tan vulnerable. Pensaba que la vida..., que la vida..., que la vida… nunca llegaba a terminar la frase.  

Smoke gets in your eyes

Lo escribió con spray, en letras enormes, cubriendo las paredes del apartamento. Siempre le había impresionado esa frase de Lou Andreas Salomé: "Deja que todo te suceda: la belleza y el espanto". Hasta ahora, desastres más o menos, el saldo era de belleza. Se sirvió un trago, encendió un cigarrillo y se sentó a esperar.

Nocturno

El ruido del protector de la nevera con cada cambio de voltaje

Te sobresalta

No es lo único que te sobresalta

pero no deseas decir más