• Caracas (Venezuela)

Papel literario

Al instante

Poemas de Jaime Gil de Biedma (1929-1990)

Se cumplen 50 años de la publicación de “Las personas del verbo”, libro considerado como fundamental en la poesía española del siglo XX. Los cuatro poemas aquí seleccionados fueron tomados de la reciente edición que Lumen ha puesto en circulación (España, 2015)

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Idilio en el café

Ahora me pregunto si es que toda la vida

hemos estado aquí. Pongo, ahora mismo,

la mano ante los ojos –qué latido

de la sangre en los párpados– y el vello

inmenso se confunde, silencioso,

a la mirada. Pesan las pestañas.

 

No sé bien de qué hablo. ¿Quiénes son,

rostros vagabundos nadando como en un agua pálida,

éstos aquí sentados, con nosotros vivientes?

La tarde nos empuja a ciertos bares

o entre cansados hombres en pijama.

 

Ven. Salgamos afuera. La noche. Queda espacio

Arriba, más arriba, mucho más que las luces

Que iluminan a ráfagas tus ojos agrandados.

Queda también silencio entre nosotros,

silencio,

              y este beso igual que un largo túnel.

 

Al final

Vista por primera vez, todavía

misteriosa de casi recordada.

Será como en París, que me perdía

hasta dar en alguna encrucijada

que de pronto después reconocía:

“si las has visto mil veces”… Será nada

más que, a la vuelta de otro día, verte

desembocado en medio de la muerte.

 

Domingo

No más que este pequeño esfuerzo por vivir,

por respirar igual cómo respiran

esas otras parejas más allá, dejadas

bajo los suaves pinos en pendiente,

 

y que parecen empeñar el aire

tan quietas como el humo de la ciudad, al fondo,

entre tanto que pasan exhalándose

carretera hacia abajo los raudos autobuses.

 

El miedo sobreviene

El miedo sobreviene en oleada

Inmóvil. De repente, aquí,

se insinúa:

las construcciones conocidas, las posibles

 

consecuencias previstas (que no excluyen

lo peor),

todo el lento dominio de la inteligencia

y sus alternativas, todo

 

se ofusca en un instante.

Y sólo queda la raíz,

algo como una antena dolorosa

caída que no sabe, palpitante.