• Caracas (Venezuela)

Papel literario

Al instante

Poemas de Fani Papageorgiou

Esta selección pertenece al libro originalmente publicado en lengua inglesa, “Cuando dijiste no, ¿querías decir nunca?”, que fuese reconocido con el Premio de Poesía Hong Kong 2013.  Traducido por Luis Ingelmo, la edición de Bartebly Editores (España, 2015), incluye un prólogo de Agustín Fernández Mallo

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Materia oscura

En física se la llama oscura

porque no irradia.

 

En Grecia puede ser nidos de cigüeñas en el campanario,

musgo en las losas,

un dolor lánguido en el cielo.

 

Manchas de té en las tazas

Sal espolvoreada en un trapo,

eso es todo lo que necesitas,

le dijo a la chica su abuela.

Algún día tendrás que aprender a limpiar la casa.

 

No dejes manchas en los objetos.

Recuerda, Virgilio, le dijo su madre,

que hay lágrimas en las cosas.

 

Abrir un tarro

Insértese una cucharilla

entre la tapadera y el tarro

para que entre aire.

No es raro que la gente lo haga.

 

No habría ir y venir en la vida de ella

ni quedarse en un sitio sin propósito

ni dos zapatos de pares distintos.

 

El Sr. Crusoe le pidió a su hijo

que conservara su contraseña;

Un sitio para las cosas

y cada cosa en su sitio.

 

La mayoría de los jóvenes parece

que fuera a hacer algo

para cuando llegue a los treinta.

Sin huesos, ella se podía deslizar bajo la puerta.

 

1 de septiembre de 1923

Para mostrarte el mundo, deja que te lleve de la mano un día claro de septiembre por Tokio en 1923, a media mañana,  cuando la gente se apresura por llegar a comer a casa.

 

Para contestar a  la pregunta de si hay algo que jamás se desharía, deja que apunte al suelo, que ya empieza a temblar y a agitarse, a las grietas que lo están destrozando.

 

Para disipar tu incredulidad, debemos mezclarnos con la gente que corre en busca de refugio, algunos ya enterrados mientras las casas se derrumban, las tuberías del gas se abren, el fuego se propaga por toda la ciudad.

 

El pasado es un lago desaliñado tras una tormenta de verano. Claro en la superficie mas, en lo hondo, en lo turbio y en lo tenebroso.

 

Para no asustarte, he llamado a las aguas del lado, glaciales y fantasmagóricas, el paso del tiempo.