• Caracas (Venezuela)

Papel literario

Al instante

Poemas de Ana María Velázquez

Ana María Velázquez es cuentista, poeta y narradora. Los poemas aquí publicados pertenecen a su libro "Extranjera de por vida", premiado por la XIX Bienal Ramos Sucre, en el año 2013

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Puedo ser extranjera

en cualquier parte

no sólo aquí

en todo el continente

volar sobre murallas

ir hacia el silencio

con las mujeres pobres

con las mujeres de la tierra


--------------------------------

País lejano, el mío

Habité el sol y la cayena abierta

caminos sinuosos protegiendo piedras

escupiendo hojas

refugiando cantos

Yo fui ave y serpiente

mosaico de luz de sombras

entretejida en ramas

construida en vientre

nacida en lo alto

de una montaña sin nombre


--------------------------------------


Puedo convertirme en árbol

encajarme en tierra

alimentarme por siglos

renovar mis hojas

en cada entrada de estación de aguas

dejar que el tamarindo

me acaricie con sus hojas

o que la flor de la cayena

se abra muy cerca de mi tronco

Me gusta la compañía de otros árboles

No me siento mal en este jardín

nuevo para mí

elegante

con sus ladrillos rojos

sus bancos de hierro

su nieve impecable

Aquí es posible

respirar el aire limpio

aquietar mis ramas

recordar cómo era


------------------------------


Te desarma el pasado

Te vuelve a construir en un día

Nueva dieta

Nuevo corte de cabello

Nuevo punto de vista

Te recreas, te creas

A veces no sabes ni quién eres

ni qué viniste a hacer aquí

ni qué música tocas

en esta ciudad absurda

ni por qué tienes tú que vivirla a ella

conocer su maldad

Casi sin saberlo sabes

que no has aprendido nada

en todos estos años

---------------------------------------


¿Qué país es éste?

Quieren que me vaya

lejos

tras la frontera

que me pierda

ellos

los otros

nosotros mismos

No me iré ni tú lo harás

Ésta es la tierra infinita

un buen sitio para vivir

-------------------------------------

Sumergida

Peso al centro

Cable a tierra

No puedo con el país

Busco asidero en la radio

en el cine

en la prensa

en los libros

en los centros comerciales

en la compra apurada del vino chileno para la cena

Olvido que sólo la tristeza asienta la tristeza

Imposible permanecer en esta incertidumbre

sin morirme un poco

mejor hundirme y dejar que el sueño me abrace

hasta que cese la angustia por sí sola