• Caracas (Venezuela)

Papel literario

Al instante

La Paciencia: Todos los rostros de la mujer en Carmen Verde Arocha

Carmen Verde Arocha | William Dumont / El Nacional

Carmen Verde Arocha | William Dumont / El Nacional

“Esa mirada a lo femenino y sus múltiples facetas en esta obra asume una dimensión incluso de lo indecible y lo trascendente”

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En el libro En el jardín de Kori de Carmen verde Arocha se despliegan todos los rostros y miradas posibles de la feminidad. En efecto, esta publicación del prestigioso sello editorial Eclepsidra nos trae un trabajo en el que la autora apela a una perspectiva novedosa de la mágico religiosidad y de la metamorfosis que supone el tránsito espacio temporal de la vivencia de la mujer.

Hay una voz madura que es capaz de situarse en multiplicidad de planos y registros en este texto, de forma que lo humano aparece en su dimensión esencial, una constelación donde en algunos casos los extremos y la supervivencia se hacen patentes. La palabra de Verde Arocha apela, asimismo, a un lenguaje novedoso en donde hay una suerte de matiz pop y una deliberada suavidad a la hora de plantear temáticas profundas. No en balde la poeta prescinde de los signos de puntuación de modo que la palabra y la rítmica fluyan con  una naturalidad inaudita.

Carmen Verde apunta aquí a lo más esencial y a lo cotidiano de manera de ofrecer una lectura avant garde del mundo, una donde se resalta lo trascendente en ese día a día que en la mayoría de los casos pasa desapercibido para quien lo padece. En su discurso no se puede hablar de economía de elementos estilísticos a la hora de plantear la imagen porque lo que predomina es lo exuberante y el carácter descriptivo de la escena; no obstante, la autora es muy consciente de la utilización de los diversos recursos poéticos de modo que la adjetivación misma está en su justo lugar, en un punto donde no hay excesos sino la noción plena del sabor buscado a la hora de concebir el artefacto estético.

Esa mirada a lo femenino y sus múltiples facetas en esta obra asume una dimensión incluso de lo indecible y lo trascendente, ello se ve por ejemplo cuando la poeta sentencia: “La tierra bosteza siempre igual / Lo distinto es cómo tocamos el vientre / con los ojos / la carne en los huesos / la semilla en la vejez / y a veces con las manos / Difícil hallar  la llave materna ¿Me comprendes?”. Hay también en esta edición una mirada a lo humano y al teatrum mundi que está más allá de lo aparente, una constelación donde ultimadamente se hace evidente lo real; así, la autora nos dice: “La miseria y el poder van de la mano / se sientan a comerse una naranja todos los días / y esperan / Los poderosos esperan que alguien en el futuro / se apiade de ellos / los mendigos también”.

Asimismo, resultan muy gratas las finas texturas que utiliza Verde Arocha al momento de apelar a la lengua inglesa. Sin lugar a dudas que el efecto buscado resulta en una concepción sobria y elegante, con la sutileza propia del glamour y la naturalidad. Y es que la trayectoria de esta autora es larga y amplia, de modo que en ella prevalece una experiencia profunda, no solo como escritora—donde ha cultivado el ensayo y la poesía—, sino también como editora, gerente cultural y productora artística. En su haber se cuentan las obras Mieles (Caracas, 2003), Amentia (Caracas, 1999. Premio anual de poesía Arístides Rojas de la Contraloría General de la República), Magdalena en Ginebra (México, 1997), Cuira (Caracas, 1997, 1998), El quejido trágico en Herrera Luque (Caracas, 1992) y Cómo editar y publicar un libro. El dilema del autor (Caracas, 2013).

Incluso lo melancólico y la memoria tienen un lugar en este texto en el que su autora evoca días que ya no son con un sabor muy propio en donde se conjugan lo cotidiano y lo abismal, la tierra que somos, que muere y que renace permanentemente. Así, la poeta sentencia: “Mi madre me llevaba en su barriga / todas las mañanas / a comer cambures manzanos  / pero si Ponciano murió hace 40 años / ¿dónde quedaba su casa? ¿quién vive ahora allí? / es en los Valles del Tuy / estamos en Venezuela por si acaso”

En Carmen Verde Arocha hallamos a una escritora con una noción profunda de la vivencia y lo sagrado; una autora para quien lo efímero y lo aparente del fenómeno vital es una razón contundente para enunciar una palabra potente, una palabra que demuele y resuena.

 

En el jardín de Kori

Carmen verde Arocha

Editorial Eclepsidra.

Caracas, 2015.