• Caracas (Venezuela)

Papel literario

Al instante

La Paciencia: La Caracas mortal de Claudia Noguera Penso

Claudia Noguera Penso / Foto cortesía OT Editories

Claudia Noguera Penso / Foto cortesía OT Editories

“En este caso la rítmica posee ricas texturas que recrean en el lector con un sabor muy grato todo lo que es el universo personal de esta escritora”

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La marca fundamental de la poesía de Claudia Noguera Penso(Caracas, 1963) es urbana.Recientemente Oscar Todtmann Editores publicó su más reciente libro, Caracas mortal, en el cual a través de una prosa poética muy potente y exuberante, la autora despliega una cantidad de aristas de lo que ha sido la vivencia presente y pasada de estaciudad que fue transitada por los personajes más intensos.

Una de las cosas que más resalta en este texto es lo fluida de la escritura de Noguera, quien logra desplegar sin rebuscamientos ni ornamentos innecesarios todo lo que ha sido la vivencia y la emocionalidad circunscrita a esta urbe. La palabra de Claudia se remonta a lo que ha sido toda una gama de sensaciones y referentes que tienen su punto de partida en los años ochenta. La poeta, en este caso, pone de manifiesto lo que significa habitar en una ciudad de seres que de algún modo ya no están.

En este caso la rítmica posee ricas texturas que recrean en el lector con un sabor muy grato todo lo que es el universo personal de esta escritora. En esta oportunidad estamos en presencia de un sujeto lírico femenino que inaugura una poética novedosa, una que habita el entorno de lo cotidiano y explota la emoción propia del día a día. Esa intensidad, por ejemplo, se nota en uno de sus pasajes cuando la poeta expresa: “Las calles se han cerrado, son laberintos que con paciencia –de la que carezco– pueden ser descifrados. Me siento en un banco de plaza, para leerte. Soy invisible a la herida de los demás y al horror de mi propia sombra”.

Ha sido largo el camino recorrido por esta escritora, de manera que incluso se ha visto en el rol de editora y llevó adelante una importante labor al frente de la editorial Cincuenta de Cincuenta, donde fueron publicadas voces significativas en el ámbito de la poesía venezolana. Justamente vienen a mí recuerdos de cuando le conocí hace poco más de diez años. En ese momento sentí el estremecimiento de estar frente a una mujer extremadamente sensible y vital, un alma luminosa que con gran velocidad percibía su entorno y lo elaboraba en forma de fenómeno estético.

Sin embargo, una de las innovaciones de la palabra de Claudia está en el hecho de que sus textos se basan exclusivamente en la prosa y prescinde del verso, tal y como apuntan algunas de las últimas tendencias líricas. En su caso hay una rítmica interior muy bien llevada que hace que el lector permanezca cautivo a un discurso que es a la vez suave e intenso. Aquí estamos hablandode una suavidad en las formas y cierta intensidad en los tópicos. De este modo se puede ver en uno de sus fragmentos cuando escribe: “así es esta ciudad, vive su vida, tuerce voluntades, nos atornilla a su destino. La contemplo y me doy cuenta de que no tengo a donde ir, Caracas nunca pierde, no deja de latir (aun cuando tenga el pecho abierto y se esté desangrando).”

Igualmente hay tonos en este texto que aluden al amor y al desamor encuadrado en la ciudad, en el modo como este se dibuja y desdibuja en el frenesí del día a día. No en balde la poeta formó parte de una generación que fue particularmente acelerada. Las diversas modalidades como se manifestó esa intensidad aparecen aquí con gran potencia, de forma que tanto las víctimas de la epidemia del VIH, así como de la adicción están muy patentes en esta Caracas mortal. En este caso, esta poeta representala voz de la profeta urbana, una que ha visto tiempos llegar e irse. Es muy importante en este sentido el registro que nos deja esta creadora de la posmodernidad urbana venezolana y de cuáles fueron los referentes ligados a una determinada generación.Asimismo el artefacto posee, en esta misma línea de lo que son impecables acabados estéticos, ilustraciones de la legendaria Ivoly Noguera.

Con esta Caracas mortal de Claudia Noguera Penso asistimos a una palabra potente y única, una voz que desnuda el devenir de la ciudad y sus emociones.

Caracas mortal

Claudia Noguera Penso

Oscar Todtmann Editores.

Caracas, 2015.