• Caracas (Venezuela)

Papel literario

Al instante

La Paciencia: En el espejo de Graciela Yáñez Vicentini

Graciela Yáñez Vicentini / Foto Camilo Daza Tapia (tomada de su Facebook)

Graciela Yáñez Vicentini / Foto Camilo Daza Tapia (tomada de su Facebook)

“Aquí estamos frente a un libro circular y no frente a poemas aislados. Cada uno de los textos de este libro responden a una delicada intencionalidad por parte de su autora”

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Cuando leí Íntimo, el espejo de Graciela Yáñez Vicentini sentí el desasosiego propio del extravío. Este libro es una experiencia desconcertante, una apuesta hecha desde la más absoluta experimentalidad. Para el lector, internarse en él, constituye un viaje y una aproximación sucesiva a cámaras especulares en donde se pierden asideros y la abstracción va en un in crescendo hasta que se llega a la disolución plena.

Una de las cosas que más aprecio de este trabajo de Graciela es la hechura de un artefacto en donde hay una concepción de la totalidad. Aquí estamos frente a un libro circular y no frente a poemas aislados. Cada uno de los textos de este libro responden a una delicada intencionalidad por parte de su autora. En este caso es radical el efectismo creado en tanto un profundo desplazamiento emocional desde el imaginario de la escritora hacia el del lector-espectador.

En la medida que avancé a través de los poemas me vi avasallado por un sinnúmero de sensaciones; sobrevino el miedo, la angustia y un deseo profundo de gritar. Vi como poco a poco mi yo (en este caso reflejo de la autora) se disolvió en una otredad que replicaba mi angustia existencial. La constelación de lo visual no solo estaba dada por la figuración de la mancha tipográfica, sino también mediante la resonancia acústica. No solo estaba presente la voz de Yáñez, sino su eco; un eco disuelto en el espacio y resonando en multiplicidad de otros, cual epifanía de lo mágico.

La dimensión de lo experimental en este libro apunta, más allá de los aspectos formales del mismo, a una perspectiva ontológica en la que queda la duda de la proveniencia en sí de estas palabras y su autoría. La poeta, en este caso, se desdobla en un otro múltiple y es a través de las pistas en torno a ese otro donde se hallan las señas para aproximarse al artefacto. Nada está dejado al azar en este trabajo, aquí la intencionalidad de su creadora redundó en este impecable mecanismo de relojería.

Quizá uno de los propósitos de Yáñez Vicentini al momento de concebir este libro estuvo centrado en el desmantelamiento del Ser como estrategia última para huir del dolor existencial. Así, ese dolor podría comenzar a ser mitigado mediante una huida de lo temporal hacia esa constelación donde prevalece lo especular. No obstante, ese intento por escapar de la temporalidad y su dolor inherente, redundó paradójicamente en este discurso que le sumerge a uno en la angustia y el desasosiego continuados.

Graciela ha jugado en este libro a ser Dios; una divinidad que nos provee un universo surreal, un cosmos donde unicidad y multiplicidad se despliegan en clara analogía de ese otro mundo al que hemos nombrado el mundo real, el mundo de la cotidianidad. Justamente, en esa interrogante que la edición replantea en torno a la realidad está otra de las máximas cuestiones de esta propuesta en el sentido de que bien podría ser que Íntimo, el espejo no sea más que una rendija que nos permite avizorar la máxima realidad; más allá del mundo de la ilusión, del maya.

Este libro de Graciela Yáñez Vicentini es otro de los knock out de la colección de poesía de Oscar Todtmann Editores durante este año 2015.  A propósito de esto, es muy importante mencionar que una de las marcas de la lírica de vanguardia en la actualidad está dada por el eclecticismo experimental y por la apuesta a artefactos donde la totalidad es impronta.

La hechura de este libro responde, como ya he dicho, a una reflexión profunda por parte de su autora en torno aspectos de corte filosóficos y de problemáticas esenciales de la teoría literaria, de modo que la emocionalidad representada en el texto expresa una mirada muy sesuda en torno al fenómeno lírico. Aquí estamos en presencia de un artefacto cuya ficcionalidad salta hacia el mundo de lo “real” e increpa a cada lector que de una a otra cámara especular se aproxima a su propio desdibujamiento, a su propia disolución y a la contraposición del yo con su reflejo.

 

Íntimo, el espejo.

Graciela Yáñez Vicentini.

Oscar Todtmann Editores.

Caracas, 2015.