• Caracas (Venezuela)

Papel literario

Al instante

La Paciencia: Jason Maldonado y su Verde que me muero

Jason Maldonado / Foto cortesía RCR 750AM

Jason Maldonado / Foto cortesía RCR 750AM

El autor “arma en este relato una poderosa intriga cuando Antonio Guerra recibe una carta de Auristela, su novia de juventud a quien el protagonista llevaba treinta años sin ver”

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Cuando escuché por primera vez el título del libro de Jason Maldonado (Caracas, 1973), Verde que me muero, quise de inmediato leerlo. Este texto es la primera novela de Jason, quien también es figura prominente de la radio en Venezuela. El relato me resultó una gratísima sorpresa en el sentido de que se trata de un artefacto muy sofisticado y de una hechura muy sedimentada. La narración posee gran fluidez, así como un sabor que hace de su lectura una experiencia muy entretenida y donde la suma de anécdotas y la representación de los giros idiomáticos de lo criollo están muy bien planteados.

Maldonado arma en este relato una poderosa intriga cuando Antonio Guerra recibe una carta de Auristela, su novia de juventud a quien el protagonista llevaba treinta años sin ver. Todos los recursos propios de la teoría literaria se despliegan a  todo lo largo de la narración con suma maestría. Asimismo, la superposición de planos temporales contribuye a intensificar la intriga. El texto está pleno de referentes culturales y populares de la venezolanidad de antaño. Los personajes están construidos con gran riqueza, tanto en su dimensión física como interior, de forma que el territorio de las emociones está muy bien representado en esta obra. La constelación propia de un hombre en la plenitud de la vida y esa mirada que abarca la totalidad se despliega en la perspectiva de Antonio Guerra, quien en su realidad presente encuentra de nuevo el amor con una mujer de su misma edad, Mariana.

No obstante, uno de los mayores logros formales de la novela lo constituyen los monólogos interiores que el autor genera en torno a Mariana. Aquí, la representación de los espacios propios de lo femenino está lograda con mucha naturalidad. La mujer caraqueña queda muy bien retratada en estos pasajes, así como la fotografía que en su totalidad ofrece el libro de los matices socio culturales de la nación durante la posmodernidad. Hay, por ejemplo, énfasis en las escenas construidas en torno a la ciudad de Maracaibo, al igual que una denuncia del descalabro que constituye la violencia producto del hampa en la actualidad.

Asimismo, en algunos pasajes de la novela, Maldonado construye escenas de grato erotismo que fluyen con suma naturalidad. No hay nada en este texto que resulte forzado. Incluso la intriga continuada que va y viene es muestra patente de la conciencia superlativa de este autor en relación con aspectos teóricos.

Hace ya veinte años desde que conocí a Jason Maldonado en la Escuela de Letras de la Universidad Central de Venezuela durante aquella década intensa de los noventa. Muchas fueron las vivencias de esos días y las figuras clave del acontecer artístico literario con la que compartimos por entonces. Incluso, Jason hace algún tiempo recordaba en un texto de su autoría una vivencia que tuvimos con la poeta confesional Martha Kornblith en los espacios de dicha escuela. Fueron, aquéllos, tiempos revestidos de una profunda exploración en torno a las posibilidades estéticas del lenguaje.

El amor de Jason por el oficio de la literatura ha sido constante y ha significado un compromiso pleno y sostenido durante años. Su programa radial, Librería Sonica, que se transmite por RCR 750AM es sin lugar a dudas un espacio paradigmático en la difusión del acontecer literario del país, así como de todas las novedades en este género. Ello per se constituye el triunfo de la perseverancia y de los espacios hechos con profesionalismo excelso.

Verde que me muero, más allá del preciosismo inherente a su título, es una novela en la que Jason Maldonado despliega una narrativa sumamente desenvuelta y donde el lector permanecerá atrapado en un devenir de escenas casi cinematográficas que son la representación propia de la venezolanidad actual.

Asistimos con este texto al reconocimiento de un autor y de una pieza que merecen todos los mejores elogios, a la vivencia real de un hombre de extraordinaria calidad humana. En Jason Maldonado se conjuga un compromiso pleno, tanto con lo que es estrictamente literario, así como con lo inherente a ser un ciudadano impecable.

 

Verde que me muero

Jason Maldonado

FB Libros.

Caracas, 2013.