• Caracas (Venezuela)

Papel literario

Al instante

El Hatillo en varios registros y múltiples sonidos

Fotografía de Carlos Ancheta de la serie “Una mirada transversal de humano” que no pierde de vista la experiencia de quien vive y de quien transita en El Hatillo

Fotografía de Carlos Ancheta de la serie “Una mirada transversal de humano” que no pierde de vista la experiencia de quien vive y de quien transita en El Hatillo

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El municipio El Hatillo está celebrando 230 años de haberse fundado. Estamos hablando de una línea de tiempo amplia que le ha permitido ser uno de los espacios de ensoñación de la Gran Caracas. Sus imbricadas calles, fachadas, personajes, ofrecen un cobijo particular a quien lo transita, a quien lo vive. Las experiencias son múltiples y, claro, vienen declamadas por distintas voces. El arte –el primer invitado en cada celebración– ha sido la vía a través de la cual Hatillo Cultura y la Alcaldía de El Hatillo, en alianza con la Fundación Fotografía Urbana, han apostado a un interesante proyecto, El Hatillo en 3 dimensiones. Cartografía visual de un territorio. Este permite conocer y reconocer al municipio desde las posibilidades cartográficas mediante experiencias multimedia distintas: fotografía, vídeo y sonido establecen un diálogo activo acerca de un mismo lugar. ¿La primera sensación? Que El Hatillo enorme.

Esta exhibición, inaugurada el 14 de junio en la Galería del Centro de Arte de El Hatillo y que puede ser visitada hasta agosto, recibe al visitante embistiendo, de manera simultánea, dos de sus sentidos: la vista y el oído. Se vivencia una instalación que coloca en diálogo activo las fotografías de Nicola Rocco, –reconocido fotoperiodista por su trabajo en Caracas cenital–, dos propuestas de videos distintas entre sí, una del fotógrafo Carlos Ancheta –que permite sentir al municipio desde la interioridad de sus calles, de sus casas, de sus habitantes– y otro video elaborado y recopilado por la empresa venezolana Aérea Estudio, quienes registraron a través de la tecnología de drones varios puntos centrales como la Plaza Bolívar, El Calvario o La iglesia de Santa Rosalía.

Este discurso visual se apoya en una experiencia sonora con las ambientaciones realizadas por el grupo de creadores Tarzieris-Camino. Le invito a que pinche el siguiente link y escuche. Esos sonidos –como se lee en el título de la reproducción– corresponden a la Plaza Bolívar: voces y gritos de niños jugando, ligeros sonidos de carros, conversaciones, la campanita de fondo del carro de helado. Predomina el sonido pero no la bulla. Entonces surge otra particularidad de la exhibición: invade de información pero no agobia, no hay estrés, no hay nostalgia, hay conmemoración de años de existencia, de vida, de experiencias.

Lorena González y Vasco Szinetar son los curadores de El Hatillo en 3 dimensiones (…), es decir, los que han logrado que esta experiencia visual y auditiva logre su cometido: acercarnos al lugar desde infinitas posibilidades de vivenciarlo. Vasco y Lorena logran ubicarnos, a través de este conjunto audiovisual que han reunido, en un Hatillo que es familiar pero desde miradas no familiares. La museografía de Pietro Daprano así como el apoyo gráfico de Vicente Corostola han sido partes fundamentales para que la pequeña sala rectangular de la galería centre al espectador en el espacio que él escoja a sabiendas de que emprenderá un viaje para conocer distintas caras de un mismo lugar. La invitación es que nos formemos otras miradas: cenital, terrestre, pero sin dejar de lado la observación de quien imagina, de quien trae el recuerdo, y de quien conmemora.