• Caracas (Venezuela)

Papel literario

Al instante

Hamlet, el dilema eterno

Actores de Hamlet / Foto cortesía

Actores de Hamlet / Foto cortesía

El Globo Teatro de Inglaterra estuvo en el país el pasado 08 de diciembre para presentar Globe to Globe Hamlet, la gira con la cual recorrerán el mundo entero para conmemorar los 450 años del nacimiento de Shakeapeare. ¡Ser o no ser, es la cuestión!

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Fue una noche en el West End, pero en Caracas. The Globe Theatre de Inglaterra se presentó en Venezuela por primera vez en el Centro Cultural Chacao, en alianza con el Festival Internacional de Teatro de Caracas y Telefónica Movistar, con la tragedia más famosa del mundo, la del príncipe danés que busca venganza tras enterarse que la muerte de su padre fue fraguada por su tío Claudio, nuevo consorte de su madre, prueba indiscutible de la perfidia.

El montaje, recién llegado de Brasil, visitará 250 países –Venezuela fue la función número 64– en una gira de dos años que finalizará en 2016. En esta ocasión, la interpretación de Hamlet reposó en el actor Ladi Emeruwa, quien comparte créditos durante el tour con su colega de origen paquistaní, Naeem Hayat.

Una banda de músicos callejeros integrada por los personajes de la obra inicia el espectáculo entre cantos y bailes, mientras uno de los actores se dirige al público en español para presentar el proyecto Globe to Globe Hamlet. Una vez agotado su castellano, el intérprete prosigue en inglés preparando la atmósfera para lo que vendría. En un abrir y cerrar de ojos, el primer movimiento de la pieza da pie al primer parlamento. El momento fue memorable. Exquisito.

La limpia dirección de Dominic Dromglooole está libre de toda parafernalia. Una tienda reposa sobre el escenario en el que no ocurre ni un cambio de iluminación durante las 2 horas y 40 minutos que dura la obra. Si bien este recurso le resta intimidad a momentos claves, también nos remite a los tiempos originarios del teatro. Solo la música de Bill Barclay demarca los momentos cruciales del texto. Otro elemento del montaje que conmemora la pieza es el uso del inglés antiguo, a ratos en verso, de la versión original.

¿Qué tiene este clásico que a todos seduce? Culminado en 1601, cada nuevo montaje nos da cuenta de su universalidad. Siglos han pasado y “ser o no ser”, frase del monólogo de Hamlet, sigue siendo la más poderosa de las incógnitas. Resulta una genialidad como Shakespeare pudo resumir en una frase el dilema del hombre occidental; que tras la revolución industrial, la caída de las ideologías y la postmodernidad, sigue intrincado en la misma interpelación. El montaje cuenta con un elenco multirracial que deliberadamente demarca la totalidad de su mensaje. Es un Hamlet global.

En Venezuela, una lectura masiva de Hamlet podría ser revolucionaria, aun cuando esa palabra luzca vencida en el mundo de hoy. Lo cierto es que The Globe Theatre  tuvo que pagarse parte de sus boletos para presentarse en Caracas. Los aplausos de pie del público, que agotó la boletería en el evento teatral más importante del año, fueron la recompensa. La gira continuará y el dilema también.