• Caracas (Venezuela)

Papel literario

Al instante

España y las uvas de la crisis

Recientemente tuve la oportunidad de recorrer parte de La Ruta del Vino en la región española de La Rioja Alta

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Recientemente tuve la oportunidad de recorrer parte de La Ruta del Vino en la región española de La Rioja Alta. En el pueblo medieval de Briones nos detuvimos a visitar el Museo de la Cultura del Vino, un espacio de 9.000 metros donde se exhiben pinturas, esculturas, cine, fotografía, piezas literarias, arqueológicas y científicas que documentan y representan los ocho mil años de historia que se asocian con esta tradición.

Inaugurado en 2004 por el Rey Juan Carlos y declarado en 2007 por la UNESCO como el mejor del mundo en su estilo, este museo impresiona no sólo por la variedad y la calidad de las obras que allí se exhiben, por su impecable curaduría y por lo ambicioso (económica y culturalmente hablando) del proyecto en sí, sino también (para no decir sobre todo) por el hecho de que se trata una iniciativa meramente privada. Este museo existe gracias a la pasión y el músculo financiero de Pedro Vivanco Paracuello y de sus hijos Santiago y Rafael, fundador y directores respectivamente de las bodegas Dinastía Vivanco, una de las más importantes de España. Esta familia ha pasado cuarenta años recorriendo el mundo para adquirir las piezas que conforman la colección del museo, en el que se exhiben desde antiquísimas vasijas egipcias y griegas hasta esculturas de marfil dedicadas a Baco, pasando por grabados de Durero, imponentes prensas de vino de los siglos XVII y XVIII y una colección sin par de sacacorchos.

Desde el restaurante del museo se aprecia una espléndida vista de la Sierra de Cantabria, al fondo, y del poblado de Briones, a la izquierda, y debajo se encuentran las bodegas. Nuestro recorrido comienza con la proyección de un video que narra brevemente la historia de Dinastía Vivanco y termina con una visita a la bodega. Al final del paseo, mi inicial escepticismo ante la idea de que este museo sea solo una forma más de mercadear el vino de la casa ha quedado definitivamente superado. Me voy, pues, convencido de que este museo es un esfuerzo enorme y genuino por documentar y promover la historia y la cultura del vino en su totalidad. No menos sorprendente resulta la lista de personalidades que conforman el Consejo General de Altos Patronos de la Fundación Dinastía Vivanco, que entre otros incluye a la soprano Montserrat Caballé; al director del Instituto Cervantes, Víctor García de la Concha, y al chef Ferrán Adriá.

Esta España de profunda crisis parece entonces contar con un empresariado comprometido con el desarrollo no solo económico sino también cultural del país. “El que sobreviva saldrá más fuerte que nunca: el problema es sobrevivir”, nos comenta Santiago Vivanco durante el almuerzo. Como todas las crisis, la española terminará por mostrar de qué están hechas sus uvas.

@fuenmayore