• Caracas (Venezuela)

Papel literario

Al instante

Encuentros entre líneas: Las voces bajo el Puente Anauco

Patricia Gómez y Moisés Quijada son los realizadores de uno de los murales finalistas de la I Muestra de la Galería Arte Mural Paseo Anauco. Su historia es parte de la última etapa de un proyecto de recuperación de este espacio urbano que comenzó como una iniciativa comunal y que refleja el interés de los artistas jóvenes en reincorporar los elementos naturales al desenfrenado desarrollo de la ciudad

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Es tarde de lunes. Sentadas en la sala de su casa, en San Bernardino, Patricia me cuenta la historia mientras esperamos a que esté listo el café. Ella, junto a otros artistas finalistas del concurso organizado por Fundarte en 2013, son los protagonistas de la última etapa del Proyecto de Recuperación del Paseo Anauco, la Galería Arte Mural. El sol ha comenzado a bajar así que hay que darnos prisa en salir.

Todo comenzó como una iniciativa comunitaria. Desde hace algunos años, los vecinos de la Parroquia Candelaria junto a los consejos comunales –San Antonio, Carsaca, Cacique Guaicaipuro, Esmicaz, Andrés Bello y Parque Carabobo– comenzaron a organizarse para recuperar la zona a través del deporte y el arte. En el 2008, el plan fue trazado para arborizar, iluminar y amoblar este espacio urbano.

Emprendemos rumbo por la avenida Panteón. “Vamos por atrás –me dice Patricia–, para que veas todo el paseo”. Oficialmente, la entrada está justo al cruzar en la esquina de la avenida Anauco, bajando algunos escalones hacia un pasaje descuidado, abandonado. Ahí comienza a develarse un caminillo vigilado por los gatos y algunos callejeros asiduos. Mientras, Patricia continúa: “Ya sabes, la idea era hacer algo que hablara sobre el espacio, sobre la comunidad y que representara su historia”. La recuperación se dividió en tres fases y hasta ahora sólo han llegado a la segunda, limitada por el gran arco de ladrillos del viejo Puente Anauco, que data de 1790. Antes de eso, justo bajo la avenida 5, la tercera fase todavía es un rumor entre los vecinos. “Mi mural está justo allá adelante, en los límites del Proyecto de Recuperación”.

En el 2009, los consejos comunales esperaban poder comenzar con las obras de recuperación pero tres años después, apenas se consideraba un anteproyecto. Finalmente, en el 2012, el Instituto de Turismo de Caracas y la Alcaldía Mayor apoyaron a la comunidad y los trabajos comenzaron. Desde la avenida México hasta el Puente Anauco, el Plan Candelaria, como se llamó, se encargó de la limpieza e iluminación de las caminerías, de la creación de la ciclovía, de la instalación de aros de baloncesto y de la restauración de los muros. Finalmente, en noviembre de 2013, la alcaldía de Caracas, a través de la Fundación para la Cultura y las Artes, Fundarte, lanzó el concurso “Galería de Arte Urbano Paseo Anauco” en el que convocaba a los artistas y diseñadores de la ciudad a participar en la I muestra en las categorías graffiti, stencils, murales y otras formas de arte de calle.

“Teníamos que ser quince muralistas, entre los colectivos y los individuales, pero al final fuimos como seis nada más. Además, recibimos poco material de los organizadores así que la mayoría pusimos de nuestros propios recursos para terminar. Si no hubiese sido por los vecinos, que nos acompañaron mientras pintábamos, no hubiésemos podido terminar”. Patricia Gómez es arquitecto. Su trabajo está dedicado al desarrollo comunitario y a la incorporación de tecnologías sostenibles en la planificación urbana. Ella fue la diseñadora del mural para la muestra y contó con el pincel de Moisés Quijada para su elaboración. En medio del proceso, tuvieron la idea de incorporar a los vecinos de la zona para que se sintieran parte del proyecto y también para proteger su trabajo.

El 26 de noviembre de 2013 terminó la convocatoria y, según el reporte de la Alcaldía, más de 72 propuestas fueron recibidas. Las ideas iban dedicadas sobre todo a resaltar un espacio lleno de historia y naturaleza. Sólo 15 fueron escogidas y publicadas el 1 de diciembre en el Diario Caracas. El trabajo no comenzó hasta junio de 2014. Los finalistas eran un grupo muy variado: desde artistas de trayectoria hasta jóvenes estudiantes de diseño y colectivos; y, aunque oficialmente ya terminó, los vecinos despiertan a veces con un nuevo graffiti que completa las paredes del Paseo Anauco.

“No son sólo graffitis, los murales están bien pensados. Si te fijas, la mayoría intentamos recordar que por aquí se esconde un río y que desearíamos que volviera a formar parte de la zona. Los demás hacen homenaje a sus héroes, y a los de la patria”. Son las 5:00, casi. Desde hace unos minutos, los comerciantes en la esquina de la avenida México nos cuentan lo que han trabajado en mantener los murales pero, según ellos, lo más difícil es que la gente entienda que esto es arte y que, por eso, hay que respetarlo. Algunos murales ya comienzan a mostrar señales de deterioro.

De regreso, veo una última vez el mural de Patricia y Moisés. Su arte está llena de sugerencias a la naturaleza y algunos indicios de su influencia guajira, sobre todo en el uso de los colores. De lejos, casi se mimetiza con el verde de la gramas y las paredes alrededor. Su intervención del espacio, como la de los demás finalistas te invita a quedarte y charlar. “Lo que nos interesaba a todos era recuperar el Paseo para sus vecinos” y para los que venimos de otras partes en busca de nuevas voces.