• Caracas (Venezuela)

Papel literario

Al instante

Encuentros entre líneas: Concierto en clave de crónica

Laura Guevara, Jesús Rafael Pérez, Andy Durán y su Latin Big Band en el teatro Trasnocho | Foto: Lucía Jiménez

Laura Guevara, Jesús Rafael Pérez, Andy Durán y su Latin Big Band en el teatro Trasnocho | Foto: Lucía Jiménez

El miércoles 29 de julio el Centro Venezolano Americano dio inicio a lo que será un año de actividades para celebrar su 75 aniversario

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Desde las 6:30 comenzó a llegar la gente al Trasnocho Lounge reservada esa tarde para un brindis especial que inauguraría el evento. A las 7:00 estaba el lugar abarrotado. Los mesoneros trataban de abrirse paso entre la multitud. Afuera todavía una larga cola de invitados esperaba por entrar. Cuando ya se hizo evidente que no cabía nadie más, se abrieron las puertas del teatro. El reloj marcaba poco más de las 7:30. El brindis parecía haber sido un éxito.

El Centro Venezolano Americano cumple 75 años. Fundado en 1941 en Caracas, persiguen “el objetivo de estrechar lazos de amistad entre los pueblos de Venezuela y los Estados Unidos de América”. La mayoría de los venezolanos conoce al CVA como una escuela de inglés pero es cierto que año tras año organizan numerosos eventos que apuntan al intercambio cultural entre ambos países. Solamente este año auspiciaron festivales de teatro, de jazz, cineforos, Spelling Bees –concursos de deletreo–, y varias charlas sobre oportunidades de estudio en Estados Unidos.

Después de cierta espera, mientras se organizaba el público y llegaba el último de los músicos, se abra el telón. “Hoy comienza un año de celebraciones”, explicó el presidente de la junta directiva del CVA refiriéndose al concierto como gran acto inaugural del 75 aniversario que realmente se cumple el 4 de julio de 2016. Así, poco antes de las 9:00, dio la bienvenida a la producción “Latin Jazz en Caracas”. Finalmente los músicos entraron a escena.

Compuesta por Federico Pacanins, el concierto en clave de crónica cuenta la historia del Latin Jazz desde sus inicios: la famosa “Maní” de Moisés Simons nacida en La Habana. Laura Guevara fue la voz principal que se encargó de narrar las anécdotas que más significaron en el recorrido de este ritmo a través del tiempo y del continente hasta los reconocidos músicos venezolanos dedicados al género. La cantante también fue una de las voces que darían vida a las canciones interpretadas por el Maestro Andy Durán y su Big Band.

Otra de las voces encargadas de recordar a los grandes –sobre todo de la salsa– fue la de Jesús Rafael Pérez. El artista impresionó en una versión de ¿Quién será? / Sway, reproduciendo las voces de Pablo Beltrán y Frank Sinatra y en otras tantas canciones. Andrea Ochoa y Georgenis Cabrera acompañaron a la orquesta en varias ocasiones con coreografías muy al estilo de casino. El show terminó con una demostración de talentos que puso de pie al público al ritmo de la salsa. Andy Durán y su orquesta fueron los grandes protagonistas.

La mezcla de sonidos africanos, latinos y norteamericanos sirvieron como inspiración también al Centro Venezolano Americano pues es un ejemplo del intercambio que desean promover. En palabras de Pacanins, “el Jazz ha sido tradicional vehículo de encuentro cultural en el CVA, por ser un amable género que siempre da la bienvenida al hecho del sincretismo”. Qué mejor manera de representar la hermandad entre dos pueblos que a través de la música que los une.