• Caracas (Venezuela)

Papel literario

Al instante

Encuentros entre líneas: Caracas a bajo presupuesto

El Ávila desde la av. Francisco de Miranda entre Los Ruices y Los Dos Caminos / Foto Lucía Jiménez

El Ávila desde la av. Francisco de Miranda entre Los Ruices y Los Dos Caminos / Foto Lucía Jiménez

La agenda cultural revive poco a poco a medida que se adentra el año. Enero, sin embargo, es un mes lento; y la crisis económica plantea un reto a quienes hacen ciudad

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La primera parte del mes de enero es un tiempo tranquilo por tradición, diría. Entre que la ciudad se vacía, que las galerías, museos y teatros se toman unos días de descanso y que todos que prefieren acomodarse en el año antes de volver a la rutina, las agendas culturales se hacen esperar. Además, al menos hasta que llega una primera quincena, también los bolsillos deben tomarse un descanso.

La crisis nos ha cerrado muchas opciones, la verdad. Ya ni siquiera esa primera quincena nos salva: el 2016 comienza arrastrando deudas del pasado, y no pinta bien. Sin embargo, hay que seguir haciendo ciudad. Hay que intentarlo, al menos. Y, mientras recuperamos un poco el aliento, buscamos las opciones de vivir Caracas a bajo presupuesto.

Entre parques y artes

Hay quienes piensan que los caraqueños tenemos poca costumbre de parques, pero en tiempos en que el dinero falta, es una actividad que vale la pena rescatar. Nadie podrá negar que pasar un rato de domingo tendido en la grama no sea agradable, más si lo acompañamos de un buen libro –personalmente lo recomiendo altamente.

De un extremo a otro, el parque Recreacional Alí Primera –antes, Jóvito Villalba y Parque del Oeste para todos–, el parque Los Caobos y el parque Generalísimo Francisco de Miranda –Parque del Este, de cariño– son los grandes verdes en el mapa y al norte del río. Todos de entrada libre. Aunque a estos parques los ha maltratado la sequía y la crisis, sobre todo la crisis, todavía se consiguen espacios donde parar bajo la sombra. En el parque del este son famosos sus vendedores con peloticas de plástico para los niños y siempre es agradable dar un paseo para ver a los monos y guacamayas.

A quienes busquen la agenda completa, el parque Los Caobos comparte espacio con la plaza de los muesos y frontera con el Eje del Buen Vivir, que ofrece siempre una atmósfera agradable de fin de semana. Todo con bajo presupuesto. Otra opción, más al sur, es el Jardín Botánico de la Universidad Central de Venezuela. Ahí se paga entrada pero es un precio mínimo –Bs. 15– y es un paseo muy educativo.

De tanto parque ya se nos copó el domingo. Dejemos las artes para un nuevo fin de semana.    

Para los niños

Hablando de educativo, y barato, la librería Lugar Común suele tener los domingos por las mañanas actividades infantiles. El pasado 24 de enero, por ejemplo, el cuentacuentos Armando Quintero estuvo desde las 11 de la mañana con ¿En dónde cantan los pájaros que cantan? de Cuentos de La Vaca Azul. Los niños disfrutaron mucho de las voces de Quintero.  

El museo de los niños es perfecto para quienes no sepan qué hacer son sus niños un sábado. El costo es casi irrisorio para lo que ofrece. Aunque nos encantaría, a quienes ya hemos repetido varias veces la visita, que al menos una vez al año cambiara alguna de las exhibiciones, no podemos negar que a tan bajo precio, es raro que el museo siga en pie. Por Bs. 18 los niños, y 20 los adultos, el día se pasa volando para los pequeños entre saltos lunares y experimentos con electricidad estática.

En la cima, para los que ejercitan

Al norte, todos lo saben, el Waraira Repano dibuja a la ciudad. Más conocido como el Cerro el Ávila se copa los sábados y domingos de trotadores expertos y principiantes. La subida de Sabasnieves es la más concurrida pero hay cientos de caminos para los que se animan al ejercicio de montaña. Para los más aventureros hay también subidas de mayor nivel hasta la Silla o hasta el Pico Naiguatá, siguiendo distintas rutas hasta la cima.

Al sur, algo menos conocida, hay otra cima desde la que se puede disfrutar de la ciudad. La subida al Cerro el Volcán no tiene tantas alternativas de rutas como su contraparte al norte, pero seguro garantiza una vista igual de maravillosa una vez alcanzado el pico.

De cine y de plazas

Para cerrar las tardes, en el municipio Chacao ofrece en sus plazas la mayoría de los fines de semana la oportunidad de apreciar el cine al aire libre. Poco entienden todavía de lo que se trata hacer ciudad si no han probado una tarde de cine acompañados de los vecinos en una de nuestras plazas públicas.

El sábado pasado, por ejemplo, Chacao celebró los 58 años del movimiento cívico-militar que derrocó al gobierno del General Marcos Pérez Jiménez con la proyección en la Plaza Los Palos Grandes del documental Tiempos de Dictadura, Tiempos de Marcos Pérez Jiménez. El próximo fin de semana celebrarán los 70 años de la Liga Venezolana de Béisbol Profesional con dos películas –Papita, maní, tostón y Venezuela al bate: Orígenes de nuestro béisbol (1895-1946)– el sábado y el domingo, respectivamente. La cita suele ser sobre las 6:00 pm; solo hay que confirmar la plaza. El costo es mínimo: no se paga entradas y se pueden llevar una chuchería en el bolso.

Lo mejor de enero es que el clima nos permite estar más tiempo al aire libre, sin lluvias ni terribles calorones. Es más fácil planificar actividades sin gastar mucho dinero.