• Caracas (Venezuela)

Papel literario

Al instante

Encuentros entre líneas: Conjeturas inhabituables de Adrian Pujol

Ventana del comedor con Morandi (2007). Conjeturas Inhabituales de Adrián Pujol. Museo de Arte Acarigua Araure, 2015

Ventana del comedor con Morandi, 2007| Cortesía Adrián Pujol

Desde el pasado 24 de mayo hasta el 23 de agosto la Sala 1 del Museo de Arte Acarigua Araure presenta la muestra de este pintor reconocido sobre todo por su trabajo en paisajismo y retratos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Adrián Pujol es un maestro de la pintura. Español de nacimiento –de Palma de Mayorca–, en 1974 encontró residencia en Venezuela desde donde ha evolucionado como artista y como tutor en diversos talleres. Es sobre todo un experto en los paisajes: “Ha pintado paisajes de Venezuela, Nueva York, República Dominicana, Venecia, Boston, Costa Rica, La Florida, México, La Provenza, Los Hamptons, Santa Fé, Estambul, Barcelona y las Islas Baleares”.

El pasado 24 de mayo inauguró en el Museo de Arte Acarigua Araure su más reciente colección, Conjeturas inhabituales, que reúne su trabajo en cuatro capítulos –por así decirles–: “La casa como un paisaje”, “Las tablas”, “Las constelaciones” y “Obra tridimensional”. Según Ruth Auerbach, crítica de arte, esta exhibición es el “resultado de exploraciones independientes, no obstante, conectadas por la urgencia de articular contenidos y prácticas estéticas alternativas, en tránsito e inclusive al borde de su gran producción”. Es por esto quizá que nos encontramos con obras que no solo se apegan al tradicional paisajismo de Pujol, sino que veremos algunas muestras de su trabajo abstracto.

Derivada de una serie de encuentros con la Villa Planchart –uno de los emblemas de la arquitectura moderna en Caracas– y el trabajo de su diseñador, Gio Ponti, “La casa como un paisaje” es el hilo conductor de toda la exposición. “Pujol irrumpe la casa y traduce las sensaciones iniciales que le producen los diversos espacios domésticos”. De ahí que seamos capaces de recorrer los paisajes interiores de la Villa a través de las composiciones geométricas que rememoran a los mosaicos de techos y pisos así como también los exteriores a través de los más tradicionales paisajes –así lo vemos en Ventana del comedor con Morandi.

Conjeturas inhabituales es un ejemplo de la modernidad en Venezuela: cohesiona las maneras más tradicionales con los atrevidos experimentos resultado de la transgresión de los límites artísticos. O, como mejor lo resume Auerbach, en el trabajo de Adrián Pujol se consigue un equilibrio entre los elementos compositivos: “arte y naturaleza, tradición y modernidad, todo se concilia y convive en perfecta armonía”.

La sala 1 del Museo de Arte Acarigua Araure exhibe esta muestra hasta el próximo 23 de Agosto.