• Caracas (Venezuela)

Papel literario

Al instante

Ciudad Juárez en la lente de Gabriel Méndez

Ciudad Juárez en la lente de Gabriel Méndez

Ciudad Juárez en la lente de Gabriel Méndez

Durante el proceso vino un cuestionamiento estético: ¿por qué narrar la violencia todo el tiempo desde una perspectiva del derramamiento de sangre?

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El mundo conoce a Ciudad Juárez por versiones mediáticas. Quien quiera puede hacer el ejercicio de colocar en Google imágenes la palabra narcoviolencia y encontrará un menú devastador: cuerpos decapitados, quemados, echados, violados, mutilados, acompañados de un conjunto de símbolos y referentes infaltables en la batalla (Bush, Calderón, Peña Nieto, el "Chapo" Guzmán, policía militar, familiares desconsolados, cárteles emblemáticos, etc.). Esa cruenta realidad, representada en la Web, y que llega con determinado grado de veracidad, permite preguntar sobre lo velado y lo que es políticamente correcto modificando, a su vez, cualquier intento de forjarse una idea positiva sobre esta, "La Heroica Ciudad Juárez", que integra el estado de Chihuahua en México. Por ello, Gabriel Méndez, a través de su fotografía, aborda el tema sin reservas ni fingimientos, y aunque no pierde cierto esteticismo, su obra no esconde la violencia narco pero tampoco la exalta.

La serie Ciudad Juárez, expuesta en Roberto Mata Taller de Fotografía, en Caracas, permite indagar sobre la narcoviolencia como el monstruo social, político y económico que significa para Latinoamérica. El artista hace collages con un conjunto de imágenes apropiadas de Google Street View que, al unirlas, crea una composición de escenarios desérticos, aislados, roídos, que bien podrían ubicarse en cualquier zona latinoamericana: surge el parque, el hotel, el desierto, ambientes imposibles de ser habitados, pero que dan cuenta del paso humano casi extinto por las masacres del narcotráfico.

"Ayer fueron Medellín y Juárez. Mañana pueden ser Caracas o Rio. Uno de los aspectos fundamentales de la crítica al enfoque represivo actual es el denominado `Balloon Effect’ ­o como diríamos acá `cuero seco’-, esto quiere decir que si presionas en un lado se levanta en el otro. Fue lo que trasladó la violencia de Colombia a México y es lo que la está empujando hacia las naciones más pobres de Centroamérica", comenta el artista. Este tipo de sentencias reflejan en él un ser humano con convicción investigativa, un artista interesado en lo social que no niega la profesión que nutre su mirada: la de abogado.

Narcoviolencia en Juárez: espejo para Latinoamérica Es un hecho, Ciudad Juárez sigue ocupando los primeros lugares dentro del ranking de las ciudades más violentas del mundo. Para Gabriel Méndez "Ciudad Juárez es espejo de la tragedia latinoamericana generada por la violencia y corrupción a causa de las drogas. Siempre he estado interesado en este tema, no sólo en México sino en América Latina. Sobre todo porque en Venezuela también sufrimos consecuencias de esta violencia desmedida". Entonces, con una intención crítica y artística, Méndez crea una obra que narra problemáticas sociales sin dejar de lado lo subjetivo y lo poético. "Muy en una tradición documentalista me había aproximado a cubrir mis historias por medio del reportaje documental, y empecé a observar lo que se estaba haciendo acerca de la violencia narco en México. Me percaté que en gran parte responde a un estándar estético del fotoperiodismo en el que se van narrando historias, pero sentí que esas historias van dejando de lado una macro visión del asunto. Es un asunto mucho más complejo que la mera muerte, las meras ejecuciones. Durante todo ese proceso vino un cuestionamiento estético: `¿por qué narrar la violencia todo el tiempo desde una perspectiva del mero derramamiento de sangre?’.

Por eso es que al final de la exposición la sangre aparece pero no de una manera que choque al espectador, quizá lo sorprenda pero, finalmente, puede retirar la mirada sin sentirse apabullado".

--En Ciudad Juárez sentí una estética de lo baldío, algo que permitía presentir las muertes por detrás de lo evidente: asesinos y asesinados, todos escondidos, pero cuando profundizas en el mirar, todo queda expuesto, con nombres y apellidos.

También deja entrever la vigilancia mundial que a diario está expectante sobre lo que sucede con la guerra al narcotráfico. En tu obra esas nociones están presentes como lo macro y lo micro de la narcoviolencia... --Es un recurso visual. Mi primera aproximación al tema de Juárez fue a través del paisaje puro y simple y, a la vez, me dije: por qué si existen los recursos tecnológicos no acercarme a esta realidad a través de ellos. Michael Wolf, fotoperiodista y artista visual, obtuvo una mención de honor en Word Press Photo. Él hizo una serie usando Google Street View en donde fue capturando momentos curiosos, refotografiaba esos momentos y el resultado lo presentó como su propio trabajo. Me interesó ese apropiamiento y comencé a recorrer con Google Street View lugares que conocía o que quería conocer. Hasta ese momento sólo dos países de América Latina estaban registrados, México y Brasil.

En Brasil me metí en las favelas y en México recorrí las fronteras, me metía con mi cursor y pasaba horas viéndolas. Ciudad Juárez siempre me atrajo desde el punto de vista temático. Si es peligroso estar en un lugar en vivo por qué dejar de contar mi historia si tengo un mecanismo que me lo permite. En definitiva no importa cómo construyas la imagen sino lo que diga la imagen. Comencé a tomar fotos en películas, con una cámara de formato medio, luego alteraba en la computadora la perspectiva, seleccionada lo que me interesaba y tomaba mi foto.

En la edición fotográfica cada obra comienza a tomar su propio sentido. En este caso, iba por las calles de Ciudad Juárez porque es en las calles donde aparecen los muertos del narcotráfico. Ya no son muertos invisibles y eso es un nuevo nivel de violencia propiciado por los Zetas, quienes han hecho del miedo una herramienta terrorista para ganar poder.

La serie fotográfica Ciudad Juárez es una investigación que lleva más de un año. A Gabriel Méndez le interesó lo que sucede en México por esa particular forma que tienen de enfrentarse y manejar la violencia y la muerte. No pretende ocupar la postura del fotógrafo heroico que venció obstáculos para conseguir la imagen en vivo, sino más bien su intención es contar su propia historia sobre el narcotráfico y sobre las fallidas políticas públicas que se han puesto en práctica para combatirlo. Para él "la violencia no tienes que percibirla directamente para que sea atroz y esas calamidades demuestran al mundo lo que está sucediendo. Pretendo mostrar un problema que considero vital para América Latina con los recursos que tengo".