• Caracas (Venezuela)

Papel literario

Al instante

Borrador Editores: "Hemos tomado la bandera de la bibliodiversidad"

Serie Editoriales Independientes, Borrador Editores, “Hemos tomado la bandera de la bibliodiversidad, por Diajanida Hernández

Serie Editoriales Independientes, Borrador Editores, “Hemos tomado la bandera de la bibliodiversidad, por Diajanida Hernández

Hoy su catálogo tiene cinco colecciones, son miembros fundadores de la Alianza Peruana de Editores Independientes y promotores del Encuentro de Editoriales Independientes

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La editorial independiente peruana Borrador Editores fue fundada en 2006, nació por las ganas que tenía el equipo que la conforma de emprender algo relacionado con los libros, sin saber muy bien qué hacer. No tenían experiencia, todo lo han ido aprendiendo en el camino.

Hoy su catálogo tiene cinco colecciones, son miembros fundadores de la Alianza Peruana de Editores Independientes y promotores del Encuentro de Editoriales Independientes. Pedro Villa, editor de la casa de libros, habló sobre el proyecto, los logros y los retos que asumen.

—¿Cuál fue el objetivo con el que nació Borrador Editores?
—Borrador nace en el año 2006, con la intención de abrir camino a nuevos autores y a desarrollar una línea editorial que se ha ido concretando a lo largo de este tiempo.

—¿Después de estos años de trabajo cómo evalúan su labor?
—En primer lugar, hemos aprendido. Cuando empezamos, teníamos más ganas que idea de cómo realizar el trabajo. Después de experiencias de todo tipo nos hemos organizado y seguimos en este proceso de crecimiento.
Así llegamos a un punto donde decidimos arriesgar e impulsar a Borrador, dar a conocer el trabajo que hacemos y quiénes somos. En 2011 participamos por primera vez con un stand propio en las ferias del libro más importantes del país.

—¿Ha cambiado el objetivo inicial de Borrador Editores?
—No ha cambiado en esencia, diría más bien que se ha hecho más preciso. Seguimos conservando el espíritu de lanzarnos, de apostar por autores nuevos y algunos con trayectoria: libros que queremos dar a conocer; pero ya no es sólo la idea romántica que teníamos en un primer momento, sino la de una pequeña empresa con proyección. Es el equilibrio entre considerarnos un proyecto cultural y la necesidad de que sea sostenible.

—¿A qué idea editorial corresponden las cuatro colecciones de Borrador Editores? ¿Cuál es el perfil de los autores y las obras que buscan?
—Tenemos la colección de narrativa; la colección “Estambul” de poesía, la colección de libros de bolsillo “Para llevar”, “Saltamonte”, nuestra colección de libros para niños; hemos publicado un libro de fotografía; y además hemos lanzado el sello Elepé para autores noveles.
Lo que buscamos son libros que básicamente nos gusten. Somos tres personas que integramos el Comité Editorial y el catálogo de Borrador se basa en nuestras decisiones, en las cuales priman la calidad, la novedad y el interés que nos pueda generar.

—Se suele decir que las editoriales independientes tienen tres grandes características: su vocación cultural, el descubrimiento de nuevos autores y la edición de un catálogo de calidad, ¿cree que hay alguna otra característica esencial de los editores independientes?
—Sí, el fomento de la bibliodiversidad. Esta, entendida como la diversidad cultural aplicada al libro. El mercado y la globalización han hecho que dos o tres grandes grupos editoriales, que toman sus decisiones mayormente sobre la base del marketing y las ventas, sean los que manejan la oferta de títulos. Esto genera que los contenidos se estandaricen, que las librerías estén inundadas de libros que siguen un patrón, esto puede derivar en la homogenización. En este panorama, son las editoriales independientes las que siguen apostando por lo diverso, por lo nuevo, por lo experimental. Es por eso que hemos tomado la bandera de la bibliodiversidad. Porque sabemos que cumplimos un papel al respecto.

—¿Cómo sobrevive y compite una editorial independiente frente a los grandes conglomerados transnacionales y las “leyes” del mercado?
—Esa es la gran pregunta. Seamos claros, a pesar de que buscamos ocupar los mismos espacios de exposición y ventas en las librerías, no somos competencia para esas grandes corporaciones. Por ese motivo, si bien seguimos buscando tener presencia –y ventas– en librerías, tenemos que movernos en ferias de libros, presentaciones y circuitos alternativos. Además buscar alianzas con otras editoriales independientes del extranjero para poder llegar a más lugares.

—Hay quienes afirman que el libro está en crisis, ¿cuál es su opinión al respecto?
—No lo creo. Si fuera así no habría tanta piratería. Creo sí, que los lectores se están mal acostumbrando a ciertos tipos de libro, mientras la industria editorial se justifica poniendo de excusa exigencias del mercado.
Por otro lado, cuando ves a niños y jóvenes en las ferias acercándose a los libros, hojeándolos, haciendo preguntas y los ves irse satisfechos con un libro en la mano, te das cuentas de que el libro está lejos de desaparecer.

—¿Cuál cree que va a ser el papel del ebook en el mercado editorial a mediano y largo plazo?
—Los libros digitales ya no son el futuro, son el presente, son tema corriente y nos encontramos decidiendo las mejores opciones para proyectarnos en ese ámbito. Es imprescindible tener presencia en el mercado del ebook, ya no es un tema que se pueda postergar.

—¿Qué retos enfrenta la edición de libros frente a las nuevas tecnologías? ¿Cómo se pueden incorporar al trabajo editorial?
—Es la tecnología la que nos ha permitido existir, pues nacimos en una época en la cual el proceso gráfico y de edición se puede realizar en una computadora. Asimismo serán las nuevas tecnologías las que marquen nuestra evolución.