• Caracas (Venezuela)

Papel literario

Al instante

Barbarismos en 140 caracteres: Rosario

Rosario nació en Mendoza, Argentina. Es redactora publicitaria, estudió Artes Visuales en la Universidad Nacional de Cuyo y actualmente estudia la Licenciatura en Publicidad. Además, desempeña tareas como secretaria de género y en temas relacionados a la prevención de la violencia en contra de las mujeres. Ha realizado varias estrategias y campañas publicitarias en redes sociales. Es amante de los gatos y los libros. También la conocen por ser “astróloga” en Twitter todos los jueves a las 22 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:



1- Si supieras la cantidad de veces que me paré frente al mundo mostrando seguridad sin que nadie sospechara que no confiaba ni en mí misma.

2- No te tatuás porque es para siempre, no te casás porque es definitivo, no te jugás si te podés arrepentir, ¿tan larga creés que es la vida?

3- Cómo cuesta aceptar que los que estuvieron alguna vez ya son otros. Y que uno no extraña personas, tan solo idealiza momentos.

4- Te quiero porque supiste quererme hasta cuando pedía a gritos que no me quisieran.

5- El perdón es la venganza de la gente inteligente.

6- Amor es dejar ser. Ni dejar ir, ni retener, ni dejar volver. Todo lo que implique ponerle al otro condiciones, se parece mucho al egoísmo.

7- Creo que empezás a ser feliz cuando entendés el límite entre lo que realmente te gusta a vos y lo que esperan los demás que te guste.

8- Cuántas veces habrás creído que te dejaban de lado porque eras poca cosa, sin darte cuenta de que en realidad les quedabas demasiado grande.

9- Mi abuela decía “Si querés sentirte bien un ratito podés vengarte. Si querés ser libre toda la vida, no te queda otra que perdonar”.

10- Hay gente que con un abrazo fuerte es capaz de volverte a armar hasta con los pedazos que te faltaban.

11- Me gusta la gente que dibuja aunque no sepa, que canta aunque desentone, que se ríe aunque no se pueda y que habla aunque la callen.

12- Creo que lo que más duele no es que te decepcionen. Es la culpa que te echás a vos misma cuando descubrís que volviste a confiar en vano.

13- La gente que se lleva bien con todo el mundo es la que nunca dice lo que verdaderamente piensa.

14- Cómo sufre la gente que no sabe distinguir cuándo el problema es suyo y cuándo de los demás.

15- Que te ames a pesar de todos, a pesar de vos. Pase lo que pase, peses lo que peses, te equivoques o no. Ojalá siempre puedas contar con vos.

16- No se me ocurre nada más demandante que el odio. Odiar a alguien requiere mil veces más esfuerzo, tiempo y dedicación que dejarlo ir.

17- Quiero a los que dicen la verdad aunque moleste, a los que no pisan cabezas ajenas, a los que no defienden el daño. Quiero a los que valen.

18- –¿Cómo hiciste para gustar de vos misma? –Dejé de pensar que le tenía que gustar a todo el mundo

19- No encontré ninguna razón para quedarme y esa fue, simplemente, todas mis razones para irme.

20- A veces es preferible encajar con los que no encajan.

21- Si escuchás solo para responder con lo que vos pensás, entonces no estás escuchando.

22- “Me hace feliz” me parece la respuesta más contundente ¿Por qué te vestís así? Me hace feliz ¿Por qué lo que sea? Me hace feliz. Y punto.

23- Cuando permitís que te subestimen o te pasen por encima, lo único que te asegurás es quedar en deuda con vos mismo.

24- Nadie se lleva peor con los demás que quien se cae mal a sí mismo.

25- El mundo es de los que sufrieron y no se victimizaron. De los que se equivocaron y aprendieron. De los que siguen aún a pesar de sí mismos.

26- A veces se aprende a los golpes que la única persona a la que hay que darle oportunidades una y otra vez para que cambie es uno mismo.

27- Si te complica la vida, no es amor y punto. El problema lo tenés vos que le decís amor a cualquier cosa. 

28- Me enseñaste tu risa y me la aprendí de memoria.

29- A veces, poner punto final en una relación significa darse la oportunidad de empezar una nueva vida con mayúsculas. 

30- Que te respetes y te esperes, que te aceptes y te valores. Que te sanes y te perdones, que te resucites y te ames. Ojalá.