• Caracas (Venezuela)

Papel literario

Al instante

Barbarismos en 140 caracteres: Miguelángel Díaz Monges

Miguelángel Díaz Monges (@Diaz_Monges) es un escritor mexicano-español. Ha colaborado en diversos medios de prensa en México y España, entre ellos los suplementos “Sábado” y “Milenio Semanal”, las revistas “Nexos”, “Replicante”, “Etcétera” y “Viceversa”; y los diarios españoles “La Vanguardia” y “El País”. Es autor de “Notas de desencanto y otras virtudes” y  “En el retrete del Mosto"

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

1. Uno siempre se arrepiente demasiado tarde. Unos instantes pueden ser una eternidad cuando las palabras ya salieron de la boca.

2. –Los gatos ladran.

   –Señal de que andamos.

   –Bien pedos.

3. La soledad empieza en el mismo punto que el amor: donde termina la autosuficiencia.

4. Se ruega a los presentes hacer acto de ausencia.

5. Todos tenemos una duda portátil, un aforismo de bolsillo y la invaluable opción del silencio.

6. Sueño palabras que no existen. Designan mundos insólitos. Al despertar no recuerdo esas palabras. Recuerdo esos mundos. No puedo nombrarlos.

7. No me pidan que soporte la idiotez ajena. ¿Creen que no tengo bastante con la propia?

8. La templanza es la virtud consistente en morirse de un coraje en vez de matar a un prójimo.

9. Empiezas a envejecer la primera vez que quieres decir algo y optas por callártelo.

10. Me corto la cabeza. La meto en una caja. Me la envío. Espero. Llega. Firmo. La desempaco emocionado. Intento ponérmela. No es la mía.

11. Las canciones no me traen recuerdos. Es al revés: recordar me trae canciones.

12. Los triángulos amorosos nunca son equiláteros.

13. Todos tenemos nuestras contraindicaciones y nuestros efectos secundarios. También dosis recomendada y fecha de caducidad.

14. Hay amigos cuya función es que recordemos por qué no tenemos amigos.

15. Sé infeliz si eso te hace feliz.

16. El amor nunca termina de forma catastrófica. Se disuelve en las pequeñas mezquindades cotidianas. Un día lo buscamos y ya no está, ya no es.

17. ¿Quién en su sano juicio renunciaría a la locura?

18. Prefiero una buena idea con mala ortografía que una idiotez perfectamente bien escrita.

19. Hace tanto que te quiero que ya no me acuerdo para qué.

20. No soy buena persona, pero sé consolar a un niño, sé acompañar a un anciano y sé callar cuando una mujer llora.

21. No saben escribir porque no saben hablar porque no saben pensar porque no saben leer.

22. La gramática es atmósfera y aliento. Con la gramática se pueden lograr cosas que con palabras serían un fastidio.

23. Cuando quise echar raíces levé el ancla. Siempre fui del mar y a él volveré siempre.

24. Los náufragos nos reconocemos a distancia por el olor a supervivencia y por la forma en que nos movemos. El mar nos ha heredado su tumulto.

25. Las bragas y el pudor han de ser cosa mínima, traslúcida, de uso eventual y sólo llevarse para ser suave o ferozmente quitados de en medio.

26. El que sabe callar es capaz de escuchar el canto de las piedras.

27. ¡Si cuando se cansa el alma se agotara el cuerpo! Con eso bastaría.

28. Sobrevivir a una pasión es ganarle la partida a los dioses.

29. No me compliques la vida. De eso me encargo yo con bastante eficiencia.

30. Favor de no edificar sobre estas ruinas.