• Caracas (Venezuela)

Papel literario

Al instante

ALBA TV Gubernamental

Gustavo Hernández Díaz | Foto Archivo El Nacional

Gustavo Hernández Díaz | Foto Archivo El Nacional

“La propuesta de crear el canal comunitario internacional Alba TV, surge en el ‘1er. Congreso de Comunicación hacia el Socialismo’, que se efectuó en la capital venezolana en diciembre de 2006”

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

I

¿Por qué Alba TV internacional no cumple con los principios éticos de la comunicación alternativa? ¿Cuáles son las razones por las cuales este canal que transmite sus contenidos por Internet, se adhiere a una nueva hegemonía impulsada por el mismo gobierno? Preguntas esenciales de Alba TV ¿Internacionalización de un modelo comunicación alternativo?, estudio desarrollado, en octubre de 2014, por la profesora Johanna Pérez Daza, investigadora de la nueva generación de académicos del ININCO-UCV. Destacan en este estudio dos aspectos. 1. Por primera vez se analiza, desde el campo académico, una propuesta comunicacional del gobierno en el orden internacional. 2. Se examinan tópicos fundamentales de la comunicación alternativa: Diagnóstico de los medios alternativos en Venezuela. La interdisciplinariedad entre la ciencia de la comunicación y las relaciones internacionales. Y por su puesto el análisis de Alba TV,  su género informativo y portal web, www.albatv.org.   

 

II

La propuesta de crear el canal comunitario internacional Alba TV, surge en el 1er. Congreso de Comunicación hacia el Socialismo, que se efectuó en la capital venezolana en diciembre de 2006. Congreso que, dicho sea de paso, suscribe las directrices políticas de Alianza Bolivariana para los pueblos de nuestra América (Alba), organización creada en La Habana el 14 de diciembre de 2004, por iniciativa de los gobiernos de Venezuela y Cuba. A partir de la alianza político revolucionaria de estos países, Alba TV se concibe como “un proyecto de integración desde los pueblos que articula las luchas populares contra el imperialismo, para impulsar las trasformaciones políticas, económicas y culturales hacia el socialismo.” Alba TV se fundó en el año 2007, y su lanzamiento se concretó el 2 de junio de ese año, en el gobierno de Chávez, siendo William Lara, Ministro de Información y Comunicación. Esta televisora se incorpora a la lista de  proyectos comunicacionales impulsados por el gobierno venezolano en el ámbito internacional, tales como TeleSur, Radio Sur, Cantv televisión satelital y la Unión latinoamericana de Noticias.

 

III

Alba TV difunde políticas, programas y actividades del gobierno venezolano para posicionar la imagen de Venezuela en el ámbito internacional.  Por lo tanto, no fomenta el intercambio cultural, la integración y las identidades de la región latinoamericana. Estos son algunos de los programas de este canal: “Por el socialismo feminista y chavista”, “Cantaura: una masacre anunciada”, “Día de la resistencia indígena: después de 521 años, continuamos en resistencia”, “Juramentación del Órgano de Voluntarios y Voluntarias para la defensa de la economía”. Los programas nacionales vienen acompañados de expresiones políticas que distan de incentivar la pluralidad, la diversidad cultural y la integración en América Latina: “en el marco de la construcción del socialismo”, “involucrar el pueblo en el combate de la guerra económica impuesta por la burguesía nacional”, “desabastecimiento, guerra económica que emprendió la derecha venezolana”. La mayoría de los noticieros son de corte político, con la utilización de fuentes y titulares favorables al sector oficial: “Desafíos de la revolución bolivariana”. “Paro desestabilizador y mediático de la FAPUV”, “La importancia del legado de Chávez”, “Grupos fascistas causan destrozos en la ciudad de Mérida y asesinan a un militante del PSUV”. Estos titulares realzan la doctrina bolivariana y el culto a la personalidad y además criminalizan a la disidencia universitaria y política en Venezuela. El portal WEB del Alba TV no incentiva la participación, intercambio e interacción ciudadana a través de herramientas y recursos de la plataforma digital.

 

IV

Alba TV es gubernamental porque no cumple con los principios democráticos de la comunicación alternativa, la cual contempla una serie de condiciones éticas que mencionamos a continuación. Vincula intereses compartidos y comunes a partir del acceso y participación de los medios. Antepone los valores grupales por encima de los intereses particulares e individuales. Privilegia las clases populares y las decisiones se toman desde las bases. Se opone al poder dominante de los medios desde la perspectiva de la contrahegemonía y la contracultura. No apoya ideologías gubernamentales ni intereses económicos comerciales. La producción de contenidos de los medios alternativos debe estimular la producción nacional e informar sobre temas excluidos de la agenda nacional: problemas vecinales, denuncias, ecología, igualdad de géneros, movimientos sociales. Los medios comunitarios deben alentar la participación ciudadana en todo el proceso comunicativo.  

Alba TV será más político y gubernamental en la medida en que siga transgrediendo el Reglamento de Radiodifusión Sonora y Televisión Abierta Comunitarias que aboga por la comunicación libre y plural. Y como si esto no fuese suficiente este canal internacional está condenado a ser la “voz oficial del gobierno” porque recientemente se creó el Despacho del Viceministro para la Comunicación Internacional que conformará la Red Internacional de Medios Alternativos y “que tendrá como objeto organizar a los medios internacionales alternativos que apoyan a la Revolución Bolivariana, para proyectar las matrices de opiniones gubernamentales de manera coordinada con las distintas embajadas”, según Gaceta Oficial 40.595 de 2015.

Alba TV ¿Internacionalización de un modelo comunicación alternativo? de Johanna Pérez Daza,  nos trae a la memoria a uno de los pensadores más importantes en Ética de la Comunicación y Comunicación Alternativa en Venezuela. Me refiero al filósofo José Ignacio Rey, que en sus escritos siempre ha subrayado la importancia de la dimensión moral, democrática y antropológica de la comunicación. Afirma Rey: “Una comunicación alternativa actualizada no puede dejar de lado el fenómeno de la así llamada “comunicación en red” o “redes sociales”. Sorprende que algunos investigadores de la comunicación, críticos en el pasado, aparezcan ahora seducidos y fascinados, sin más, por las nuevas tecnologías, como si las simples capacidades técnicas de respuesta inmediata o de emisión relativamente autónoma pudieran garantizar, en definitiva, una auténtica comunicación”.