• Caracas (Venezuela)

Pablo Pérez

Al instante

La tarjeta de la Unidad

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

A pesar de las lógicas diferencias que convergen en la Mesa de la Unidad Democrática, una vez más se logra consolidar la Unidad monolítica para ofrecer a los venezolanos una opción real de progreso y esperanza. Una opción distinta que implica libertad, estado de derecho y respeto.

En 2011 propusimos la tarjeta única para que los venezolanos no sólo percibieran, sino que estuvieran seguros que estábamos unidos para luchar por sus derechos vulnerados y en la búsqueda de soluciones a los problemas que ya advertíamos para aquel entonces y que hoy han hecho explosión en la cara del gobierno.

La tarjeta única es la expresión de un país mayoritario que aspira un cambio. Hasta los propios seguidores del oficialismo, consideran que el país necesita un cambio total del modelo, por cuanto el actual fracasó y la mejor demostración está en la escasez y la inflación, sin mencionar la inseguridad y el desastre hospitalario.

La elección del 6-D tiene un enorme valor, por cuanto una mayoría democrática en la Asamblea Nacional permitiría tomar decisiones y adelantar acciones para la restitución de una verdadera democracia en Venezuela. Esa mayoría restablecería progresivamente la democracia y sus funciones, hoy secuestradas por un régimen con claras intenciones absolutistas.

Democracia no sólo es votar, sino también controlar, discutir, solucionar y emprender un camino de progreso y de verdadera equidad social más allá de discursos mentirosos y acciones populistas que no resuelven las dificultades de fondo. Democracia es divergencia y también consenso. Democracia es respeto y tolerancia.

Tenemos que rescatar la institucionalidad del país, para que de verdad los poderes públicos sean autónomos y no un apéndice obediente del Poder Ejecutivo. Hay que sanear el Poder Judicial, recuperar la autonomía del CNE y restituir  la majestad del Poder Moral.

Venezuela nos necesita a todos. Más allá del reclamo normal y justo, el ciudadano debe activarse. El cambio no caerá del cielo. Sólo los partidos y sus dirigentes no podemos lograrlo. Se necesita de la participación activa de todos los venezolanos. El 6-D es un duro examen y tenemos que aprobarlo con la mejor calificación. Si quieres un verdadero cambio actívate y vota.

@PabloPerezOf