• Caracas (Venezuela)

Pablo Pérez

Al instante

Pablo Pérez

La política es sumar e incluir

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Quienes creemos en la política como la vía para solucionar los problemas del soberano, debemos verla como una actividad que se basa en sumar voluntades para alcanzar los objetivos que permitan perfeccionar la democracia. Sumar y sumar debe ser la consigna para todo aquel venezolano, especialmente joven, que pretenda dedicarse a la política. Sumando se construye la diversidad y se apuntala la pluralidad tan necesaria en un sistema democrático.

En estos tiempos tan difíciles que vive Venezuela se necesita la sumatoria de todos los esfuerzos posibles y de la activación de ciudadanos de todos los pensamientos. La división nos ha llevado a este desastre. Unidos sacaremos a Venezuela del caos. Divididos profundizaremos la catástrofe.

Cuando en política se suma, obligatoriamente se debe escuchar a todo aquel que se sume. Cuando esa sinergia se produce, se hace política inclusiva. O sea, que no solo se invita a participar, sino a opinar, aportar, ser proactivo y contribuir de esa forma al trabajo en equipo.

Hay ejemplos bien interesantes que demuestran los resultados positivos que hemos obtenido en la alternativa democrática cuando sumamos, incluimos y trabajamos en equipo. Partamos de esos ejemplos. Repitamos las buenas acciones y aprendamos de los errores cometidos.

En 2007 fuimos capaces de derrotar a Chávez cuando intentó mediante una reforma constitucional causar graves daños al sistema democrático venezolano. Ganamos a pesar del ventajismo, del abuso y la parcialidad de las instituciones ¿Y cómo se logró esa victoria? Porque todos estábamos convencidos de que la lucha valía la pena.

Igual experiencia vivimos en 2010, cuando el trabajo en equipo permitió ganar las elecciones parlamentarias. En el Zulia fuimos todos en un solo grupo y logramos una victoria bien significativa ante la maquinaria de dinero y poder del oficialismo. Solo las maniobras electorales evitaron que alcanzáramos la mayoría en la Asamblea Nacional. Si queremos ganar las parlamentarias del año próximo, para comenzar a cambiar el modelo y sanear la democracia venezolana, debemos sumar y trabajar en equipo.

El hacer política de inclusión facilitará la victoria, porque para ganar debemos revertir los problemas de imagen que tiene la unidad. Y eso solo se logra sumando la participación espontánea del pueblo. De ese pueblo que hoy está en una crisis de confianza en las instituciones y en los partidos. Si ellos se sienten tomados en cuenta, podemos sumarlos a esta lucha.

Pero nada hacemos en ese intento si en nuestras organizaciones políticas y en la alternativa democrática apelamos a la exclusión, el sectarismo y al revanchismo. Todos hacemos falta. Para que todos trabajemos en el mismo camino, se deben apartar los intereses grupales y ceder para construir una alianza ganadora.

El pueblo tendrá confianza en los políticos y los partidos en la medida que ofrezcamos las oportunidades y los espacios que permitan construir una relación ganar-ganar.

Hagamos buena política. Si sumamos voluntades, estaremos edificando y tonificando esa alianza de partidos y sociedad civil que permitiría hacer frente a un gobierno que en su desesperación apelará mucho más que antes al abuso y el ventajismo. Te invito a participar. Hay futuro en Venezuela.