• Caracas (Venezuela)

Pablo Pérez

Al instante

País sin justicia

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Con este gobierno la capacidad de asombro por sus manipulaciones y abusos de poder siempre está intacta. Cuando creíamos haberlo visto todo, aparece una nueva denuncia de sus propios protagonistas en la cual se revela aún más la podredumbre que afecta a la institucionalidad venezolana. El deterioro es muy grande. El descontento popular es mucho más grande.

La denuncia hecha por el ex fiscal Franklin Nieves, quien fue uno de los verdugos designados para condenar a mansalva a Leopoldo López, es una prueba más de cómo el gobierno politizó la justicia venezolana y la convirtió en una herramienta más de su aparato represivo en Venezuela.

Lo revelado por Nieves es muy grave y en un país serio eso sería causal no solo para la destitución de la fiscal general de la república, sino para abrir una averiguación que determine las responsabilidades en la manipulación grosera y evidente de la justicia.

Pero además es causal para que, unido a lo denunciado por el ex magistrado Eladio Aponte Aponte, todos los presos políticos como Leopoldo López, Antonio Ledezma, Manuel Rosales y el resto que están encarcelados o sometidos a juicio por pensar distinto obtengan su libertad plena.

Contra este tipo de abusos y manipulaciones votará el pueblo el 6-D. Siento en la calle que un enorme movimiento de cambio está en marcha. Hasta los propios chavistas se me acercan en mis recorridos con los candidatos de la Unidad y expresan de forma enfática y clara que quieren un cambio, porque han convertido a Venezuela en un desastre.

Un cambio que no solo vaya devolviendo poco a poco la esperanza y la calidad de vida a los venezolanos, sino también que rescate la institucionalidad, el Estado de Derecho y la autonomía de los poderes públicos. Un cambio no solo para que haya alimentos en los mercados, sino también una verdadera justicia imparcial.

Ocho de cada diez venezolanos quieren un cambio, pero para lograrlo todos los venezolanos cansados de la crisis deben participar. Esto no es solo un problema de partidos. Esto es un problema ciudadano. La avalancha ciudadana impulsará masivamente un cambio el 6-D. No le fallemos a Venezuela, no les fallemos a nuestros hijos.

 @PabloPerezOf