• Caracas (Venezuela)

Pablo Pérez

Al instante

Leopoldo López

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

No hay que ser abogado, politólogo o político experto para entender la realidad de la sentencia contra Leopoldo López. Con esa decisión que proviene del Palacio de Miraflores se añade un nuevo elemento a todas las denuncias que se han hecho sobre la politización de la justicia venezolana.

Lamentablemente debemos admitir sin miramientos que el Poder Judicial en Venezuela dejó de ser una institución autónoma que toma decisiones de forma independiente. Es una dependencia más del Poder Ejecutivo. La mayoría de sus jueces acatan cualquier orden que busque criminalizar la lucha de la disidencia en el país.

Y lo peor es que desde el año pasado está siendo usada para criminalizar el legítimo derecho a la protesta, sometiendo a juicios o medidas judiciales a muchos venezolanos que de pronto nada tenían que ver con las manifestaciones de 2014. Los tomaron para enviar una señal y dar un ejemplo a todo aquel que, producto de su descontento con el camino que lleva el país, piense salir a la calle a hacer sentir su reclamo. 

Leopoldo López es parte de toda esa operación de castigo contra quien piensa distinto al gobierno. Su único crimen es creer que podemos construir la mejor Venezuela posible. Su delito es confiar en la democracia y tener fe en que la podemos rescatar para edificar el país que nos merecemos y no esta calamidad que estamos padeciendo actualmente. 

Leopoldo ejemplifica el castigo que le han impuesto a decenas de venezolanos. Es un mensaje claro que el gobierno quiere enviar. Solo les importa mantenerse en el poder, sin importar que el país esté en ruinas. Hablan de democracia y la han dinamitado. 

La condena a Leopoldo López es un ejemplo de que se debe seguir luchando por Venezuela. Rendirnos no es la opción. Huir a otro país tampoco es la oportunidad. Activarse y participar debe ser la decisión de todos los venezolanos que creemos en la patria y sus potencialidades.

Por eso debemos todos sumarnos a la lucha de los partidos políticos agrupados en la Mesa de la Unidad Democrática. Muchos alegan que la MUD comete errores y eso es totalmente cierto. Pero acaso es posible evitar eso en una coalición de partidos y hombres con ideologías a veces diametralmente opuestas: no.

Más allá de las naturales diferencias que algunos ciudadanos puedan tener con la MUD, lo importante es el país, y la tarjeta única representa la única opción real y viable de superar la crisis. El 6-D es la cita para que hagamos justicia por Leopoldo López, Antonio Ledezma y tantos otros que han sido detenidos y señalados por el gobierno.

Mi solidaridad y acompañamiento para Lilian y el resto de la familia de Leopoldo en estos momentos tan difíciles. Mucha fe, que vienen días llenos de luz y esperanza para todos. 

 

@PabloPerezOf