• Caracas (Venezuela)

Pablo Pérez

Al instante

Fortalezcamos la Unidad

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

 

No son tiempos de intereses personales o de perder el foco en esta titánica labor de acompañar a un pueblo necesitado de un cambio profundo. Es el momento de unir esfuerzos, discutir ideas y poner en marcha toda una estrategia que permita cristalizar, más allá del #MaduroVeteYa, una sustitución total del modelo que nos trajo hasta esta crisis.

Construir y conservar la Unidad no ha sido una tarea sencilla. De cara al 6-D dimos una clara demostración de lo que puede hacer toda una coalición ciudadana en la cual se maneje un mismo mensaje: cambio. Tenemos que volver a ese escenario. Si no lo hacemos, más allá de facilitar al gobierno su permanencia en el poder, estaremos defraudando a todos los venezolanos que han depositado su confianza en nosotros.

Pero igualmente estaríamos facilitando al régimen la destrucción total de Venezuela. Está suficientemente claro que en manos de este gobierno no solo es imposible superar la crisis, sino que el país se encaminaría a convertirse en un Estado fallido donde la ingobernabilidad imperaría y la anarquía sería la dueña de la nación.

Yo no quiero eso para Venezuela. No quiero eso para mis hijos. No podemos permitir que el futuro de nuestra patria esté atado a una secta de ambiciosos que solo desean mantenerse en el poder, sin importar que cumplir con su meta implique la destrucción de todo un país.

Por eso comparto la preocupación de Henrique Capriles sobre la necesidad de que la Mesa de la Unidad Democrática se active con fuerza para obligar al Consejo Nacional Electoral a que convoque el referéndum revocatorio. Sin presión de calle no vamos a evitar que el CNE le siga dando largas al tema.

La MUD debe trazar una estrategia que no solo permita concretar el revocatorio y colocar una fecha que, al igual que el 6-D, funcione como la luz que necesitan los venezolanos que transitan por un túnel oscuro llamado crisis, sino que debe prepararse para cualquier otro escenario que el gobierno active para perturbar el cambio.

Unifiquemos los esfuerzos que hasta ahora han surgido y salgamos a exigir lo que es constitucionalmente un derecho. El revocatorio no es una concesión del CNE, sino una obligación que debe cumplir el ente electoral. Venezuela necesita un cambio urgente, porque el barranco de la anarquía puede estar más cerca de lo que muchos piensan.