• Caracas (Venezuela)

Pablo Pérez

Al instante

Derrotamos el abuso y la prepotencia

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La arrolladora victoria de la Unidad democrática deja varias lecciones importantes. Pero quizás una de las más llamativas es cómo un pueblo unido en torno a la necesidad del cambio puede derrotar el abuso y la prepotencia de quienes se creen los ungidos de Dios para avasallar y derrochar el dinero público con el único fin de satisfacer un interés muy personal.

Muchos son los personajes que vestidos de rojo hablan de socialismo y de justicia social, pero se desplazan en camionetas blindadas y repletos de escoltas por zonas donde la pobreza es mucho más que un indicador y se transforma en una forma de supervivencia.

Es una ofensa que en medio de tanta pobreza se quiera comprar la voluntad de esas personas a través de costosos regalos. Es un irrespeto intolerable que se considere que estas personas pueden vender su dignidad por cuatro lochas, cuando ellos son víctimas directas del fracaso de un modelo que profundizó sus penurias.

Esta campaña electoral reafirma mi fe y esperanza en un país inclusivo y de oportunidades para todos. El pueblo humilde de Maracaibo oeste y de muchas otras zonas populares del país dio una fuerte lección a quienes los incluyeron en un discurso, pero los excluyeron de la repartición de la riqueza del país. El abuso de poder, el derroche, la manipulación y la ineficiencia son cuatro enfermedades que están tragándose al oficialismo.

En esta campaña electoral me sumé como uno más a la lucha por la victoria de la Unidad y su candidata, Elimar Díaz, hoy flamante diputada de la nueva Asamblea Nacional por el oeste de Maracaibo. Una joven por la que pocos apostaban en esta batalla y con mucho trabajo y dedicación supo construir una victoria que está llena de héroes.

Pero los principales héroes están en esas comunidades perdidas en los confines del oeste de la capital marabina. Sumergidas en una carencia casi total de servicios públicos. Cercadas por el hampa y agobiadas por la crisis que los ha convertido en sobrevivientes porque sus escasos ingresos no les permiten tener calidad de vida.

También quiero destacar el enorme esfuerzo hecho por nuestra candidata en el circuito 3 de la Guajira, Yamelis Herrera, quien junto a la dirigencia de la Unidad libró una batalla épica contra tres alcaldes que abusan de su poder para obligar al voto asistido. Yamelis es parte de la gran victoria nacional. Ella, tarde o temprano, será una genuina representante de esos venezolanos oprimidos por autoridades abusadores.

Se trata de reconstruir la Venezuela de oportunidades. Se trata de trabajar por una Venezuela de progreso. Se trata de recuperar la Venezuela del respeto y la tolerancia. Todavía falta mucho para concretar ese cambio, pero hemos dado un paso gigantesco al derrotar el abuso y la prepotencia. Con Unidad todo es posible y lo demostramos este 6 de diciembre que tiene ya un lugar entre las fechas memorables para la democracia venezolana.