• Caracas (Venezuela)

Pablo Aure

Al instante

El mito de las mayorías

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Lo más importante del 6-D es que se derrumbó el mito de la existencia de una supuesta mayoría oficialista. Se demostró que los votos no son patrimonio exclusivo de persona o tendencia política determinada. ¡Cambian y punto! Esto es necesario tenerlo presente porque la unidad a juro no es soportable.

El 6-D se votó de manera plebiscitaria. No fuimos a escoger candidatos sino que acudimos a rechazar el despotismo. De tal manera que, los que se sienten vencedores deben tener presente que los votos así como vienen también se van.

Esto es una alerta para los que hoy están embriagados por los resultados electorales. Los ciudadanos no dieron un cheque en blanco.

Entiendo que todas las miradas están puestas en los asuntos económicos, pero los legisladores tendrán pendiente una tarea muy importante y es la de recuperar el sistema electoral que garantice la representación proporcional de las minorías. Recordemos: con ese mismo sistema perverso que implementó el chavismo desde los quinos en la Constituyente, la tarjeta de la MUD obtuvo la mayoría calificada el 6-D. Los Parlamentos deben ser el reflejo de la composición política del país.

 

Si yo fuera diputado

Me convertiría en constructor de puentes. En lugar de estar diciendo las cabezas que cortaré -o freiré en aceite (Chávez dixit)- explicaría muy bien que no iremos con ánimo de revancha sino con claras intenciones de reconciliar al país, e insistir en la prédica de que cada Poder tiene que asumir el rol que le corresponde. Hoy mismo le propondría a todos mis colegas parlamentarios, procurar una reunión -sin complejos- con los demás poderes públicos. Con el mismísimo Nicolás Maduro ¿Por qué no? Y del mismo modo con todos los magistrados del Tribunal Supremo de Justicia. Conversar también con el alto mando militar y visitar todas las guarniciones del país (aunque me comentan que eso desde hace algunas semanas lo están haciendo sigilosamente algunos) Pues bien, utilizar los medios necesarios  para hacer ver lo que está ocurriendo. Que es menester buscar soluciones en conjunto para salir airosos de la crisis económica que hoy padecemos y que de acuerdo a analistas serios, seguirá profundizándose en los próximos meses. Que se entienda bien: quizá oficialmente no los reciban pero la peor diligencia es la que no se hace.

 

El viejo truco de asustar

No perdamos tiempo examinando lo que hoy dice Maduro. Él tiene que seguir asustando para poner más caro el costo de la negociación. Grita como  aquel temeroso que silva en la oscuridad para sentirse acompañado.

Cierto que el presidente puede vetar las Leyes pero también la Constitución consagra la manera para hacer valer su facultad legislativa. La solución está en el artículo 216, lo cual implicaría asumir la misma conducta del PSUV durante todos estos años, es decir, excluirlos de la junta directiva de la AN.

 

Fiera herida

Dentro del oficialismo saltarán al ruedo muchos espontáneos con una pesada carga fundamentalista que complicarán el panorama, por eso mi insistencia en tender puentes con todos los factores de poder. Sin negociación la transición es peligrosa. Con la advertencia que cada día que pase verán a los diputados recién electos más cerca del poder, ergo, corresponsables de la situación.

A CAP lo “coronaron” en diciembre del 88 y en febrero del 89 ocurrió lo que se conoció como el Caracazo. ¡Manos a la obra para evitar su reedición!   

 

@pabloaure