• Caracas (Venezuela)

Pablo Aure

Al instante

La irreversible Tibisay

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Importantísimo no perder las esperanzas, pero también es vital, para acercarnos a ese país que deseamos construir, que hablemos con claridad.

Lo peor que podemos hacer en estas horas menguadas que vivimos en Venezuela es mantenernos embelesados con ofertas engañosas. Claro que hay que invitar a votar, pero advirtiendo todo lo que conlleva ese acto. El 6 de diciembre, en condiciones normales o frente a un régimen respetuoso, no tengo dudas de que sería la principal alternativa para reconstruir lo que estos bárbaros destrozaron. Pero hoy, lamentablemente, solo representará un ejercicio democrático.

Tenemos un sistema judicial conformado por mercenarios de un “proyecto” político, artillados para destruir la disidencia. Fiscales que imputan y jueces que encarcelan al enemigo político. Pero todavía hay vetustos dirigentes “opositores” que se asombran cuando se producen linchamientos judiciales, como el que cometieron contra Leopoldo López.

No me vengan con el cuento de que esa sentencia es un trapo rojo para desviar la atención y no focalizarnos en las elecciones del 6 de diciembre. ¡Por Dios! Ese tipo de mentiras es lo que mantiene a Leopoldo, y a otros 70 ciudadanos, encerrados por expresar sus ideas, sin hablar de los cientos que estamos sometidos a régimen de presentación y prohibición judicial de desplazarnos libremente por el territorio nacional, y ni se diga para salir del país.      

 

Parlamento a la sombra

Sin dejar de expresar mis profundas diferencias por la manera como se escogieron en algunos circuitos electorales los candidatos de la “oposición”, les propongo a esos candidatos electos por decisión soberana, y otros por algún dedo mezquino, que desde ya asuman a la sombra un papel parlamentario. Que inviten a los candidatos no alineados a la MUD para comenzar a debatir las propuestas que ellos y sus organizaciones políticas tienen para rescatar el país. Que esas sesiones simbólicas se transmitan por las redes sociales.

Que se entienda bien, nuestra única pretensión es erradicar la demagogia. Cierto que tenemos la mayoría, imposible que el régimen gane las elecciones del 6/D, pero las instituciones están controladas por ellos. Si han sido capaces de encarcelar y linchar judicialmente a inocentes, entonces qué no serán capaces de hacer  para torcer los resultados. Repito, el llamado debe ser a votar, pero advirtiendo lo que el CNE hará.

Un parlamento a la sombra nos ayudará a tender puentes con ciertos sectores del lado oficialista que están locos por salvar su pellejo o de encaminarse por un rumbo mejor. Mientras nos vean desorganizados, será muy difícil.

 

Basta de engaños

No quiero escuchar lamentos. Doña Tibisay jamás anunciará un resultado que desfavorezca al régimen, sin que exista una negociación previa. Ojo: no estoy en contra de cualquier negociación que abra las puertas hacia la transición.