• Caracas (Venezuela)

Pablo Aure

Al instante

Parto sin dolor

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La fecha de las elecciones parlamentarias se fijará cuando ya esté definida la manera de hacer la transición en Venezuela. Se demoran en anunciarla porque para el régimen lo único que tiene claro es que en ningún caso lograría conquistar la mayoría de diputados. 

No piensen que la demora del CNE obedece a una causa estrictamente técnica. Lo que pasa es que todos los sondeos serios de opinión indican que la popularidad del régimen está en su nivel más bajo de aceptación y con el agravante de que mientras más tiempo pase, la situación empeorará. 

Hacia lo desconocido

Se han paseado por todos los escenarios y ninguno les es favorable.  El rechazo que hoy tienen los rojos es tan grande que ni siquiera con la eliminación de los cuadernos físicos de votación -que es lo que sugiere Jorge Rodríguez- lograrían ejecutar un fraude sin que la gente reaccione, ya que un treinta por ciento de ventaja sería imposible de silenciar. Si eliminan los cuadernos físicos, el proceso de votación sería simple y llanamente inauditable, ya que los datos estarían dentro de las máquinas de votación y ustedes ya se podrán imaginar lo que eso significa. Vale la pena recordar aquel evento cuando la oposición quemó los cuadernos de votación en unas primarias en las que triunfó Capriles. Se destruyeron para evitar una “lista” Tascón.  Una cosa son las primarias, entre la misma oposición, que fija las reglas de su elección, y otra muy distinta, es un proceso electoral nacional, que requiere formalidad legal, transparencia y confiabilidad.    

Se habla del seis, del trece o del veinte de diciembre, como fecha probable para las parlamentarias. Inclusive, el sábado pasado, Nitu Pérez escribió un tuit que señalaba que en marzo del 2016 sería el proceso. Pero todo se ha vuelto especulación. 

Escribo lo que sospecho

Las elecciones serán definidas cuando esté negociada la transición. Los Castro, los americanos, un grupete de militares y, necesariamente, personeros muy influyentes dentro de la oposición tendrían esa misión: negociar el escenario. Así como lo leen, sin horrorizarnos. Si en realidad se piensa en una salida sin tanto dolor, no es descabellado suponer que eso es lo que debería estar fraguándose. 

La suspensión del viaje de Maduro al Vaticano no tiene nada que ver ni con gripe, ni con otitis. Ya Maduro sabía lo que le esperaba, y por eso no fue. El Papa iba a abogar por los presos políticos. Los sectores ultrosos del régimen no permitirían una liberación de Leopoldo López. Maduro, consciente de la importancia del apoyo de esos sectores duros, no haría absolutamente nada sin su autorización. Y, por ahora, ellos dicen: reja y candado para la derecha. 

Aunque hay quienes desechan el asunto de los presos políticos y sostienen que Maduro no viajó por la aparición de un supuesto informe “gringo” que desvela la complicidad de altos funcionarios del régimen con el narcotráfico.  

Avispero nacional

El periodista Javier Mayorca, este fin de semana, en su cuenta en Twitter, revela un documento de trece páginas, que supuestamente circula en la FANB, emitido por el Ministerio de la Defensa, en el cual se establecen los lineamientos para el ejercicio del mando operacional. Allí se prevé que los 4 componentes de la FANB y la Milicia tengan funciones de seguridad ciudadana, orden público, policía administrativa y de investigación penal. Otros de los puntos que establece ese documento es que el  comandante del “Comando Estratégico Operacional” (Ceofanb) garantizará el apresto operacional de la Milicia en la ejecución de la “guerra popular prolongada”. ¿Cuál guerra popular? 

¿Candelita que se prenda?

No es de extrañar que dentro del mismo gobierno las órdenes estén confusas. No saben si apagar las candelitas que se prendan o dejar que se propague el incendio. Quienes apuestan a la transición negociada, me imagino que evitarán cualquier hecho generador de violencia. Otros, les darán rienda suelta. Es más, seguramente lo provocarán. Muy probable que Maduro prefiera el incendio antes que negociar su salida. 

 @pabloaure