• Caracas (Venezuela)

Pablo Aure

Al instante

Cocos secos: en la justicia y en la política

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Estudiar la sentencia de la CIDH que le dio la razón a RCTV quedará para las aulas de clases, porque para la discusión callejera nos corresponde debatir la recomendación que de ella hizo Diosdado Cabello: “Doblarla y meterla en un bolsillo”, por cierto, encomienda que fue “interpretada” y acogida por el TSJ de manera expedita.

En cuanto a la condena a Leopoldo López, confieso que no esperaba algo distinto de los “cocos secos” que mantiene el régimen en los tribunales. “Cocos secos” son aquellos delincuentes que no tienen nada en la cabeza. Que matan sin que se les agüe el ojo. Por eso, no es verdad que esa jueza no podrá dormir tranquila por el remordimiento. Esa abogada, de acuerdo con sus “principios”, hizo lo que tenía que hacer. Cumplió una orden; y quizá muchos ignaros y fanáticos pensarán que impartió justicia: con el entendido de que la justicia depende de los valores de una sociedad y de las creencias individuales de cada persona.

 

La verdad contra el desánimo.

A pesar de entender lo mal que podamos estar, tenemos que convencernos de que no hay otra manera de enfrentar la situación sino de acuerdo con lo que creemos debemos hacer. Y lo primero es no engañar a quienes políticamente confían en nosotros. Esto es, hablarles claro. Por ejemplo, decir, sin guabineo, que estamos en dictadura, que este régimen es tramposo, que el CNE tiene todo el aparataje para burlar tu voluntad, pero que, sin embargo, tenemos que ir masivamente a votar ¡Pero qué va!, aquí la mayoría de los voceros de la “oposición” no lo dicen porque piensan que eso desanima a la gente. Cuando es todo lo contrario: la gente se desanima si siente que la engañan. Todos debemos saber que la intención del régimen es desmoralizarnos para que sucumbamos

 

¿Con el voto sacaremos a Leopoldo?

No comulgo con esa consigna –así la proponga el propio preso–, porque no es verdad. Bajo esta dictadura Leopoldo no saldrá con votos sino por los pactos políticos que tendrán que darse cuando el régimen sienta que está en sus estertores. Y que se entienda bien, no hablo de que el preso negociará su libertad, sino los que hoy fungen como voceros de la oposición.

 

@pabloaure