• Caracas (Venezuela)

Oscar Shariff Hernández

Al instante

Oscar Shariff Hernández

El futuro del turismo en Venezuela está en La Tortuga

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Venezuela no deja de sorprenderme con sus bondades naturales. Esto me lo ratifica cada vez que conozco una nueva maravilla de este hermoso país.

Siempre había escuchado hablar de La Tortuga, pero no había tenido la oportunidad de visitarla. Un grupo de amigos nos organizamos para pasar los Carnavales en Punta Delgada, La Tortuga. Comenzamos a armar la logística y contactamos a los panas de Zoi Venezuela, emprendimiento de turismo que apuesta por el potencial de país y entre sus servicios cuentan con una excelente lancha Inter Marine para paseos a La Tortuga y la costa central de Vargas.

Luego de una difícil travesía, con condiciones de fuerte oleaje, por fin entramos en las aguas de La Tortuga. Compartí la sensación de un navegante que llega a un destino sin descubrir, con ojos de asombro sobre cada hermoso rincón que mostraba la isla. Es desértica, rodeada de largas playas con arena perfectamente blanca, bahías, islas cercanas, como cayo Herradura y Los Tortuguillos.

Sorprendido por su tamaño, confirmo que es considerada la segunda isla más grande de Venezuela después de Margarita. No podía dejar de visualizar el potencial que tiene esta isla para ser el principal destino turístico de Venezuela. Excelente para los deportes acuáticos: buceo, surf, kitesurf, pesca, entre otros. 

Uno de sus principales privilegios es que ¡aún está completamente virgen! Lo que permite conceptualizar un desarrollo desde cero. Los avances en los desarrollos hoteleros permiten crear proyectos sustentables con el medio ambiente sin afectar el ecosistema, implementar tecnologías con soluciones energéticas y aguas desalinizadas sostenibles. Viabilidad moderna y transportes ecológicos.

En el Caribe existen muchos ejemplos: Saint Barth, Canouan y Mustique, las cuales fueron islas conceptualizadas desde el primer bloque que se puso. Hoteles como los desarrollados en la Polinesia francesa que interactúan directamente con el mar sirven de ejemplo. Pero con la diferencia de que La Tortuga tiene una superficie mayor que algunas de las mencionadas, la cual casi se acerca al tamaño de Aruba.

Mientras navegábamos y paseamos la isla me imaginaba un aeropuerto que reciba aviones de Rusia, Europa, Asia y toda la región de América Latina. Un puerto de cruceros con las mejores facilidades. Una marina con capacidad para veleros y yates. Un centro de compras con las mejores tiendas del mundo y hasta un casino para los jugadores internacionales. Una zona residencial con villas de lujo, para invitar a las fortunas del mundo a que tengan una casita de verano en Venezuela.

Todo esto acompañado de la creación de un ecosistema urbano con universidades de hotelería, biología marina, desarrollos habitacionales modernos, colegios, hospitales y todos los servicios básicos que garanticen un desarrollo sostenible.

Como emprendedor del turismo en Venezuela, a través de Viaja Verde, siempre he estado pensando un lugar del país que podría ser un centro de receptividad turística, que cumpla con los más altos estándares de la tendencia internacional y que funcione como puente para descubrir y visitar el resto del país.

Margarita tuvo esa oportunidad, pero sin visión y planificación a largo plazo ha convertido su potencial en un destino peligroso y muchos males que tomarán tiempo corregir.

Todo esto se puede lograr con el apoyo de inversionistas extranjeros y privados, logrando convertir la estancada cifra de 500.000 visitantes receptivos a un proyecto enfocado en recibir varios millones de turistas anuales. Dejando al país importantes ingresos, nuevos empleos, divisas e inversiones.

Los venezolanos podemos compartir muchas diferencias, pero debemos coincidir en que el futuro del país debe recaer en un bien común: el turismo. Una industria que puede reemplazar la cultura rentista del petróleo y volver a ubicarnos en el mapa por nuestra riqueza como destino turístico.

 

@oscarshariffh | @viajaverde