• Caracas (Venezuela)

Oscar Shariff Hernández

Al instante

El Táchira se siente también en turismo

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:


Tuve la oportunidad de ser invitado por Conseturismo y su presidente, señor José Yapur, a realizar una visita para conversar y conocer a los empresarios y emprendedores del turismo en el estado Táchira. Un honor descubrir el pueblo de La Grita donde nació mi padre, casa donde vivió mi abuela y cuartel donde trabajó mi abuelo.

Escuchar y ver con mis propios ojos el entusiasmo con que trabajan los operadores turísticos y empresarios del Táchira, que son ejemplo de perseverancia; ellos sin duda creen en el potencial desarrollo de su destino, un estado que tiene un visitante receptivo natural por su ubicación fronteriza con Colombia, es una relación ganar / ganar que se tiene que mantener viva y activa. 

Los motivos sobran para disfrutar de las maravillas que ofrece Táchira: celebraciones religiosas y festivas todo el año; el verdor de un destino montañoso genera una oportunidad para los viajeros de aventura y contacto con la naturaleza; experiencias que van desde lo plano del llano hasta el frescor andino; un potencial para desarrollar el turismo agrario y gastronómico con cultura y tradiciones propias; un destino deportivo con las infraestructuras que tiene en estadios y polideportivos; y la gentileza del tachirense para crear la cordialidad de un buen anfitrión, son algunos de los motivos para promover su valor agregado.

Pero de la misma manera da una gran pena observar cómo estos valientes luchadores, orgullosos de ser parte de la tierra que más ha generado presidentes de la república a Venezuela se encuentra en tanta depresión.

Los estudiantes reclaman sus derechos por un futuro, los empresarios exigen que se escuchen sus necesidades, las colas de gasolinas pueden llegar a días de espera, la escasez de los alimentos no dejan espacio ni para los bachaqueros, una frontera cerrada deja sin negocios tradicionales a muchos empresarios, y una desconfianza generalizada hacia las autoridades militares debido a la corrupción e influencias que tienen algunos en los negocios y problemas fronterizos.

Sin embargo, se mantienen firmes en sus posturas, dispuestos a generar impacto y hacer que un país tiemble desde el polo que representan. Pero para ello tienen que generar ese impacto con las oportunidades de desarrollo que ofrece el turismo: organizar y preparar un destino sustentable en el largo plazo; trabajar más unidos por el futuro de un estado con enorme potencial; fortalecer las relaciones con las cámaras y asociaciones de turismo de todo el estado; acercar a los empresarios y profesionales de turismo de todos los rincones del país para unirse en un objetivo claro y de progreso. 

Ninguno se escapa de la complicada realidad que enfrenta Venezuela, pero tenemos que seguir creyendo en los beneficios positivos que genera el desarrollo del turismo en oportunidades de progreso, educación, erradicación de la pobreza y cuidado al medio ambiente.