• Caracas (Venezuela)

Oscar Shariff Hernández

Al instante

Oscar Shariff Hernández

Puerto La Cruz todavía tiene futuro

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Siempre me alegra volver a Puerto La Cruz, especialmente cuando pasan varios años de la última visita y encuentro cómo ha seguido evolucionando la región, en algunas cosas para bien y en otras en las que hay que tomar prontas medidas para que su crecimiento sea sustentable en el tiempo.

Desde que visito esta zona me han contado de su potencial para ser un Cancún en Venezuela. Aunque ya ha tomado su propia identidad y una nueva dirección en su desarrollo, es importante exigir la correcta planificación de nuevas infraestructuras que vayan acordes con el desarrollo proyectado. Me llama la atención cómo se están acumulando comercios y servicios entre zonas turísticas y residenciales, lo cual en el tiempo causará caos y desastres. Los olores de las aguas negras en algunas playas causan desconfianza a los bañistas y desagradan a cualquiera que esté de paso.

En esta visita disfruté trotar en la mañana por el nuevo boulevard de playa Lido. Ya con los trabajos concluidos se puede apreciar una playa amigable para tomar sol, hacer stand up paddle y kitesurf, si las condiciones lo permiten.
Otra de las cosas que me agradó ver fue el uso de postes de luz con paneles solares en varias partes de la ciudad. Esto demuestra un acercamiento a las iniciativas ecológicas que están implementando las autoridades municipales y gubernamentales para ser más eficientes con el medio ambiente.

Cuando se trata de comer, siempre existe un nuevo lugar que te pueden recomendar los más locales, pero también están aquellos restaurantes que por calidad han perdurado en el tiempo, como lo es L’Ancora, entre otros.  Y cuando se habla de vida nocturna, Puerto La Cruz ofrece siempre nuevas opciones; pero la inseguridad en las calles, aunque no te frena, te obliga a tener mucho cuidado y tomar precauciones cuando salgas.

Me agradó el nuevo mirador de la cima del Morro, con su hermosa Virgen del Valle y un parquecito de arena para el ejercicio. La vista que tiene de Mochima es una foto panorámica inolvidable, pero no es lo mismo ver las islas a lo lejos que disfrutarlas de primera mano.

Pensaba durante el paseo al Parque Nacional Mochima en el gran potencial que ofrece para ser un espacio de turismo náutico comparable con los mejores del Caribe y Europa, pero es esencial implementar las correctas normas de uso por parte de los prestadores de servicios y turistas que llegan en lanchas propias o embarcaciones locales.

Recordé cuando niño visité Mochima por primera vez con mi padre y Chris Doyle a bordo de su hermoso velero, donde estábamos levantando las cartas náuticas, fotos y mapas del parque nacional para la internacionalmente reconocida Guía náutica de Venezuela de Chris Doyle. En aquel entonces se consideraba Venezuela como un importante destino náutico internacional, adonde llegaban veleros de todas partes del mundo a tener contacto continental después de meses y años en el mar; era una excelente opción para dejar la embarcación en tierra firme y con excelente servicio de reparación, buena mano de obra y mejores precios. En la actualidad no se levanta ni una sola bandera de una embarcación internacional. ¡Esto es algo que hay que replantearlo!

La crisis de delincuencia y el miedo a la piratería en esta zona la ha convertido en un territorio peligroso para sus visitantes, y dejan qué pensar de los locales pescadores que pueden ser parte de esos males. No es posible que una embarcación no pueda pasar una noche fondeada en algunas de las maravillosas bahías o playas del parque nacional, porque los van robar y hasta matar, como ha sucedido en el pasado.

Pienso que Puerto La Cruz, Lechería y el Morro tiene un gran potencial de desarrollo turístico nacional e internacional. Pero las autoridades competentes tienen que organizar su crecimiento, seguridad y desarrollo a largo plazo y no ofreciendo soluciones inmediatas que causan daños irreparables en el tiempo.