• Caracas (Venezuela)

Oscar Shariff Hernández

Al instante

Cuba: “Donde el pasado y el presente se encuentran”

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

“Donde el pasado y el presente se encuentran”, es uno de los lemas de la campaña turística que realiza el gobierno cubano para promover el destino.

Por fin pude ponerle colores a las imágenes que tenía de un país que ha sido tan controversial para Venezuela en los últimos años, logrando diferenciar los tantos mitos y realidades que escuchamos de Cuba, su gente, oportunidades y destino turístico.

Entendí por qué las diferentes potencias de América, Europa y Asia buscaron formar parte de su desarrollo, lo cual no fue solo por su privilegiada ubicación y por ser la isla más grande del Caribe, sino porque también fue el país que sirvió de ejemplo de una nación con las más avanzadas infraestructura y tecnologías que ofrecía el mundo en su momento.

Entre los destinos visitados, estuvo la auténtica La Habana, que está repleta de sabores, música y cultura en cada esquina. Su relación de amor y odio por la revolución se transpira, su controlado sistema de gobierno limita su progreso y un pueblo que vive en la esperanza de un desbloqueo con Estados Unidos que les va a traer todo los cambios para mejor muy pronto.

Pinar del Río, al extremo sur de la isla, es una tierra verde, donde la agricultura, especialmente el cultivo de la hoja de tabaco, la hace ser reconocida por tener el mejor habano del mundo. Un valle de mogotes en Viñales le permite sobresalir como un destino ecoturístico con cuevas, aves, ríos, playas y una comunidad abocada al turismo ha desarrollado actividades de aventura y contacto con la naturaleza únicas en su país. 

Varadero, Cayo Largo y Cayo Santa María son una demostración de cómo se puede desarrollar un turismo en contra de las adversidades políticas y económicas de una nación. Logrando transformar sus potenciales destinos de playa y sol en centros ejemplares de turismo mundial. Abiertos a recibir conocimiento e inversiones de reconocidas transnacionales hoteleras, lo cual les permite adaptarse a las nuevas tendencias de la industria hotelera internacional y sostenibilidad medio ambiental.

Cuba es ejemplo de cómo el turismo educa, impulsa comunidades y alivia los impactos de la pobreza. Vimos cómo un país que tuvo prohibido hablar inglés por muchos años, hoy se gente se esfuerza en hablar varios idiomas, incluyendo el mismo inglés. La atención y servicio a los viajeros se percibe en la amabilidad de su gente, con un trato cortés y respetuoso. El elemento clave de la seguridad en turismo ¡no es un problema en Cuba! En sus  calles los turistas pueden andar con plena tranquilidad, esto debido a un sistema que oprime la delincuencia y penaliza estos actos. 

Entre las encuestas y conversaciones que sostuvimos con varios locales, nos demostraron su preocupación y lamento por todo lo que está sucediendo en Venezuela, incluso recibimos referencias de cómo los cubanos han tratado de transferir sus conocimientos de la industria turística para nuestro desarrollo, donde sus planteamientos no fueron impulsados, ni perseguidos.

Importante recordar el aprecio que los cubanos nos tienen como hermanos caribeños y cómo sus verdaderas intenciones no están en que los venezolanos vivamos las limitaciones que a ellos les tocó vivir en los últimos 50 años.

 

@oscarshariffh

@viajaverde