• Caracas (Venezuela)

Oscar Shariff Hernández

Al instante

Adícora, un destino impulsado por el viento

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Poder presenciar la evolución y el crecimiento de una región es muy satisfactorio, así es el caso del pueblo de Adícora, en el cual se ha aprovechado su conexión con el viento, buscando desarrollar este segmento en su destino turístico.  

Desde hace varios años se habla de Adícora como un destino mundial para la práctica del deporte kitesurf y windsurf. Honestamente, puedo expresar que mi primera impresión no fue de un destino agradable hasta que te metes en el agua a navegar.

Era una playa que no tenía definida los espacios delimitados para los bañistas y los deportistas, la playa recolectaba todos los desperdicios que atrae la corriente y se sentía la desmotivación de sus pobladores de convertirse en un centro turístico, manteniéndose aislados del potencial destino en el que se pueden convertir.

En los recientes viajes que realizamos para Adícora, nos ratificó las ganas que tiene de crecer y que las bases para desarrollar un destino turístico se están sembrando. Esto, sin duda, se debe al trabajo de los emprendedores que están convirtiendo un pueblo de viento en un destino turístico de clase mundial para los deportistas de kitesurf y windsurf.

Su maravilla arranca cuando entras en la península de Paraguaná, pasando por el exótico desierto playero de los Médanos de Coro, una parada obligatoria para los turistas de la zona. Una carretera plana que bordea el mar, donde hay que tener enorme cuidado con los burros y chivos que se atraviesan. Es un poblado pequeño y colorido de pescadores, que no ha perdido el encanto de los pueblos costeros de Venezuela y conserva sus estructuras coloniales, lo cual le da vida histórica.

El constante viento y sus condiciones favorables para la práctica de los deportes acuáticos han motivado a jóvenes empresarios a desarrollar bellas posadas, escuelas de kitesurf y windsurf, campamentos vacacionales, restaurantes y merenderos, dirigidos a los visitantes que llegan únicamente a aprovechar sus condiciones ideales para navegar.

Una bonita competencia entre estos empresarios ha logrado que se unan para mantener el pueblo, la playa, ofrecer un buen servicio que cada día crece con nuevas escuelas y restaurantes que bordean la playa sur, ubicada al inicio de Adícora. Impulsando a su continuo desarrollo, conservación y sostenibilidad en el largo plazo. 

Los primeros esfuerzos para poner Adícora en el mapa internacional ya han sido realizados, lo que permitió el Mundial de Kitesurf en Adícora, constantes competencias de este deporte y eventos. Apoyo de reconocidas empresas, que apuestan por el destino y una nueva generación que busca diversificar sus prácticas tradicionales en desarrollos y servicios turísticos.

Actualmente se han desarrollado hermosas posadas con excelentes estándares de calidad y también eficiencia medioambiental. Tal es el caso de la Posada Capubana, vía el cabo San Román, una posada ecológica, ejemplo de desarrollar un excelente hospedaje estructuralmente, con buen servicio, generado beneficios a la comunidad local y el aprovechamiento sostenible de los escasos recursos de la zona. 

 

@oscarshariffh                                                   

@viajaverde