• Caracas (Venezuela)

Oscar Lucien

Al instante

Oscar Lucien

¿Por qué objeto a Lucena?

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Bastaría recordar la fotografía de la rectora Tibisay Lucena luciendo el brazalete del 4F, emblema del cruento y fracasado intento de golpe militar de 1992, para tener dudas razonables de su condición de  árbitro confiable. Pero como ciudadano de a pie y, además miembro de Ciudadanía Activa, organización no gubernamental que promueve valores democráticos y defiende derechos civiles y políticos de los venezolanos, otras contundentes razones basadas en su desempeño al frente de la institución me obligan no sólo a pronunciarme públicamente sino a acudir a las instancias pertinentes para objetar la pretensión de Tibisay Lucena de continuar al frente del Consejo Nacional Electoral.

Por negligencia de la Asamblea Nacional la rectora Lucena tiene ya más de un año de gratis al frente de la institución, pues su actual mandato caducó en abril de 2013. Como en los casos de reelección para el CNE la ley obliga a la evaluación del desempeño de los rectores, comparto mi sumario balance.

1. Los venezolanos somos testigos, como, con la sincronía de un fluido resorte, el CNE actuando subsidiariamente con una decisión de Maduro, de la Asamblea Nacional, y el Tribunal Supremo de Justicia,  convocó a elecciones en San Diego, en el estado Carabobo, y San Cristóbal, luego del despojo de sus cargos de elección popular a los alcaldes Enzo Scarano, y Daniel Ceballos. Con la velocidad de un rayo, apenas un día después de que el TSJ destituyera a alcalde de San Diego y lo condenara a 10 meses y medio de prisión, anunció una nueva elección para ese municipio. Con igual prontitud actuó cuando el 09 de abril el TSJ publicó la sentencia contra el Alcalde de San Diego y ese mismo día el CNE convocó las elecciones para los municipios San Diego y San Cristóbal. 

2. Por el contrario, en el caso del estado Zulia han dejado sin representación en la Asamblea Nacional a la población de los municipios Lagunillas, Valmore Rodríguez, Baralt y Simón Bolívar, en razón de que los diputados principal Mervin Méndez y suplente Ender Pino, resultaron electos alcaldes de los municipios Lagunillas y Valmore Rodríguez, respectivamente. Es decir, desde el 8 de abril de 2013, hace 8 meses, tiene pendiente la convocatoria de esta elección mientras que en los casos políticos de Scarano y Ceballos el CNE actuó en apenas 24 horas.

3. También de manera negligente otorgó un período adicional de 4 años a los miembros de los Concejos Municipales, al no convocar las elecciones en agosto de 2009, y dio un año de gracia a los alcaldes electos en 2008, cuyos mandatos debieron renovarse en 2012.

4. Es notoria su permisividad en materia de ventajismo electoral, tolerante con la participación de funcionarios públicos en campañas, el uso de medios de comunicación y otros bienes públicos y las innumerables veces denunciadas alocuciones en cadena nacional.

5. Tampoco nada ha hecho el CNE presidido por Lucena contra las contundentes denuncias sobre el llamado voto asistido, que en la práctica se ha convertido en un “voto forzado” que conculca el derecho a elegir, principalmente de los más humildes.

6. Entre otros desaguisados relativos a “migraciones¨, para las Elecciones Regionales de diciembre de 2012, el CNE de Lucena justificó la migración a centros de votación de los estados donde fueron postulados 6 aspirantes a gobernadores del PSUV: Aristóbulo Istúriz, Tareck el Aissami, Érika Farías, Ramón Rodríguez Chacín, Yelitze Santaella y José Vielma Mora.

En muy pocos días la Asamblea Nacional debe designar tres rectores provenientes de la sociedad civil. Lucena, candidata a reelección debe ser evaluada en su desempeño. En mi criterio Lucena no pasó la materia. Lucena parece responder al PSUV. En todo caso, no representa a la sociedad civil.