• Caracas (Venezuela)

Oscar Hernández Bernalette

Al instante

Qué significa el 6-D

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

No son pocos desde el exterior los que nos preguntan por qué una elección parlamentaria que sería de rutina en cualquier parte del mudo democrático es tan importante para Venezuela. Mi respuesta es simple. Esta es una elección fundamental para el país en su conjunto y que requiere que las fuerzas democráticas y de oposición las ganen para el bien de toda la nación, incluido el chavismo.

Este proceso es un salvavidas para la democracia. Los pasajeros de Venezuela se encuentran como en los aviones en picada, esperando las máscaras de oxígeno para salvarse, mientras que el piloto ve cómo nivela la brusca caída. Precisamente, después de las elecciones eso es lo que tendremos, oxígeno, para darle una oportunidad a la democracia y al país para que no se estrelle.

Y es que después de tantos años de fracasos, de una inflación insostenible por años, una caída del crecimiento económico tan aparatoso que se sitúa este 2015 en aproximadamente -9%, una descomposición social tan acelerada y un espectro delictivo que va incendiado al país no nos queda más que aspirar a que Venezuela sienta un suspiro, que los que gobiernan reconozcan que fracasaron y que la posibilidad de rectificación se vea en el horizonte con el triunfo opositor.

El 6-D no cambiará al gobierno pero sí puede ser el cambio de percepción de que definitivamente se podrá a mediano plazo, con una composición equilibrada de los poderes y una nueva Asamblea Nacional, contribuir a llevar al país por un sendero de oportunidades, de debate franco sobre los retos del país, y que definitivamente retomemos las sendas de una economía próspera, equilibrada, abierta para enfrentar los retos de la globalización.

El país no puede seguir descendiendo aceleradamente hacia un fracaso histórico que puede costarnos demasiado caro a la mayoría. Estas elecciones son una gran oportunidad para todos, para redefinir con seriedad y sin demagogia cómo vamos a recuperar la nación. Venezuela necesita de sus mejores hombres y mujeres para replantear la dimensión política, social y económica del país. Demasiados años y recursos mal  invertidos para lograr tan poco.