• Caracas (Venezuela)

Oscar Hernández Bernalette

Al instante

El mercado para llegar al súper

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

No dejó de sorprenderme y hasta de darme un alivio ver la propuesta del Senado de Brasil según la cual la presidente Dilma Rousseff y destacados senadores planean lanzar una agenda de propuestas pro mercado para reavivar el crecimiento económico y superar la crisis política. La Agenda Brasil es impulsada por el presidente del Senado, Renan Calheiros.

Según AFP, “la conversación sugiere un acercamiento entre Rousseff y Calheiros, lo que podría ayudar a la presidente a evitar un intento de juicio político en su contra y a la vez reforzar políticamente al senador, que es investigado por supuesta participación en un masivo escándalo de corrupción en Petrobras”.

Son 28 medidas para 3 áreas: negocios e infraestructura, disciplina fiscal y protección social. Aumentar la edad de jubilación y otorgar permisos ambientales vía rápida para proyectos de infraestructura

Será seguramente una propuesta polémica y a la vez un salvavidas, pero al final es una contribución del Congreso para sacar a Brasil de la crisis. Aquí en Venezuela, ¿no es lo que deberíamos hacer?

Olvidarnos de tanta visión trasnochada, equivocada, que hunde al país más que por mala fe por falta de conocimientos económicos y aprovechar para crear un gran acuerdo nacional sobre las bases de medidas diáfanas, entendiendo las demandas del mercado y la experiencia mundial, que nos permita abocarnos a sacar a la nación de este triste y bochornoso espectáculo. El que debería ser el país más próspero del mundo quedará como ejemplo en las páginas de los textos de economía de cómo la borrachera del poder destruyó una nación. Si Conindustria está proponiendo cinco medidas que permitirán el arranque inmediato de una porción del parque industrial hay que escucharla y apoyarla. Fedecámaras le está tendiendo la mano al gobierno. Entonces lo que queda es reconocer que el modelo fracasó y buscar consensos para salir de la crisis. ¿Será que se entiende?